En noviembre subió otro 0,8% el precio de la carne vacuna, pero en el año aumentó menos que la inflación