Envíos limitados y precios estables

Reducida inclusión de novillos en la oferta total
(0)
30 de mayo de 2009  

La lluvia que llevó alivio parcial a diferentes zonas rurales afectadas por la seca y el anuncio del paro por 72 horas dispuesto por el personal del Senasa responsable de emitir los certificados de tránsito exigidos para el movimiento de las haciendas, influyeron esta semana para que la oferta en el Mercado de Liniers se resintiera en proporción considerable respecto de la estimada normal del ciclo precedente.

Como además quedó anulada la rueda del lunes por el feriado patrio, entre martes y jueves se encerraron sólo 16.735 cabezas, esto es, 13.288 menos que entonces.

Y a pesar de tal disminución, no hubo variantes sustanciales en la situación general de la plaza, que continuó operando con una invariable tónica de tranquilidad para las diferentes categorías y clasificaciones.

Interés por las vacas

Como en el segmento último, las remisiones de vacas inferiores del tipo conserva y manufactura contaron con demanda amplia y sostenida de las empresas industrializadoras, actitud que facilitó su colocación en forma ágil tanto en los remates como en las transacciones particulares, en todos los casos, obteniéndose precios sostenidos en los promedios vigentes al cierre del viernes 22.

Por conjuntos encarnados se pagó de $ 1,25 a $ 1,45, en tanto que los inferiores se cotizaron entre $ 1,10 y $ 1,25. La participación de estas categorías en el total exhibido para la venta fue del 22,27%, equivalente a 3703 animales sobre un total general de 16.629.

No tuvieron igual suerte los productores que debieron desprenderse de animales con terminación deficiente que, por edad y estado corporal, en épocas de lluvias normales y con discretos campos naturales hubieran podido mantenerse para algún servicio más. Los precios asignados en estos casos oscilaron de $ 1,95 a $ 2,45 en los mejores cortes exhibidos, en tanto que por las vacas regulares se pagó de $ 1,45 a $ 1,80.

De acuerdo con lo informado en fuentes responsables de los productores que hacen engorde intensivo o a corral, es alta la ocupación actual en los numerosos establecimientos registrados en el Senasa.

El flujo permanente con destino a faena se puso en evidencia por su notoria participación en los ingresos diarios, sin poder precisarse, obviamente, el porcentual por categoría. De todos modos, resultaron de venta ágil a precios destacados con respecto a los propuestos para los ganados de campo que, por la escasez y el alto costo del forraje, deben "cargarse" a plaza a sabiendas de que serán castigados en su valor por el mediocre rendimiento que se les atribuye.

Los promedios corrientes oscilaron del siguiente modo: $ 3,35/3,75 por novillitos con 300/350 kilos; $ 3,20/3,60 con 351/390 kg, y $ 3,18/3,43 con 391/430 kg. En vaquillonas, $ 3,27/3,65 con 300/340 kg; $ 3/3,40 con 341/380 kg, y $ 2,55/2,80 con 381/420 kg. Los terneros fueron comercializados a $ 3,75/3,90. Las remesas incompletas en preparación se cotizaron a $ 3/3,40.

En referencia a los conjuntos engordados a corral, en el diálogo de pasarelas se dijo a LA NACION que de no ser por las compensaciones que se otorgan desde la Oncca sería imposible mantenerse en el sistema, pues el costo por kilo producido se estima de $ 3,30 a $ 3,50 para los animales livianos, elevándose a $ 4 para los de peso superior a los 350 kilos, es decir, se trabajaría a pura pérdida habida cuenta de los valores vigentes en la actualidad en el centenario recinto.

Los novillos representaron el 4,21% de la oferta y el total negociado fue de 728 animales que pesaron en promedio 476,53 kilos. El precio promedio general del miércoles, de $ 2,964, indicó una pérdida del 3,11% respecto del anterior, de $ 3,059.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.