Europa demora una decisión en torno del glifosato y genera incertidumbre para las exportaciones del agro