Fenómeno Ginóbili: los argentinos consumen 280 huevos per cápita al año