Generalizado malestar de dirigentes ruralistas

Preocupación por el rumbo económico
(0)
15 de diciembre de 2001  

El rumbo económico continúa provocando malestar y preocupación en la dirigencia agropecuaria, pese a que el secretario de Agricultura, Ganadería, Pesca y Alimentación, Marcelo Regúnaga, aclaró que en el contexto de las nuevas medidas la revisión de los planes de competitividad no tendrán fuerte impacto en el sector.

Regúnaga dijo que, entre otras cuestiones, no se eliminarán las exenciones al impuesto a la ganancia mínima presunta y a los intereses bancarios, ni tampoco se suprimirá el factor de convergencia. "Sólo está en estudio, y fuera de los planes de competitividad -explicó a LA NACION-, el porcentaje que se podría tomar del impuesto a los cheques como anticipo de IVA o de ganancias, que pasaría del 54 al 15 por ciento."

No obstante, tanto la Federación Agraria Argentina (FAA) como la Confederación Intercooperativa Agropecuaria (Coninagro) comunicaron que están en sesión permanente ante la "grave situación de los miles de productores agropecuarios que están inmersos en la desesperación, viendo que la clase gobernante continúa implementando medidas que destruyen el aparato productivo argentino".

Las entidades presididas por Eduardo Buzzi y Mario Raiteri señalan que ya no se trata "del fracaso de un nefasto modelo acabado; se trata de medidas aisladas, contradictorias, fuera de toda realidad nacional, sin un mínimo análisis previo de sus consecuencias, dirigidas a los sectores medios y pequeños, a los que se está destruyendo, llevando a la pobreza y la desocupación extrema".

Tanto Guillermo MacLoughlin Bréard, asesor impositivo de la Sociedad Rural Argentina y consultor privado, como Ernesto Ambrosetti, economista senior del Instituto de Estudios Económicos de la entidad, dicen que se necesitan medidas reactivadoras. Según este último, hay que reinsturar la confianza porque "sin ella no hay consumo, y sin consumo, no hay inversión".

MacLoughlin rescató sin embargo, la importancia del blanqueo laboral, que permitirá la regularización de numerosas situaciones.

La convertibilidad

En tanto Horacio Delguy, presidente del Frente Agropecuario Nacional (FAN), denunicó que el principal problema es que "después de 10 años aún hay empresarios, gremialistas, políticos y dirigentes de todos los sectores, tanto del agro, el comercio y la industria, que aún pretenden engañarnos con el cuento de la convertibilidad hasta las últimas consecuencias.

"Hace mucho tiempo -ejemplificó el titular del FAN- venimos diciendo que estamos a bordo del Titanic, que ahora se está hundiendo y que los responsables de ese modelo económico lo están abandonando, pero lo peor es que se llevan lejos de nuestras fronteras lo poco que queda."

Durante el cóctel de despedida del año, el presidente de Confederaciones Rurales Argentina (CRA), Manuel Cabanellas, dijo que "cotidianamente vemos con angustia cómo el esfuerzo que se realiza desde distintos sectores de la sociedad se esfuma por diversos factores. Sentimos que estamos pagando los gastos de una larga fiesta de la que no participamos".

Para Cabanellas, el origen de todo esto "es un desproporcionado aumento del gasto público respecto de la capacidad de pago de la economía argentina".

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.