Herramientas fiscales para mejorar el resultado de las empresas del agro

Al comprar un bien se debe evaluar el impacto en materia tributaria
Al comprar un bien se debe evaluar el impacto en materia tributaria
Alejandro Larroudé
(0)
22 de agosto de 2018  • 01:12

¿De qué depende un buen resultado? Tal vez esta sea una de las preguntas más frecuentes en las empresas del agro.

Obviamente, hay muchos factores que harán que el resultado de la empresa sea distinto. Habrá factores internos como el personal administrativo y el que ejecuta tareas de campo, la capacidad instalada (maquinarias), y factores externos como el clima, el tipo de cambio u otras circunstancias.

Pero también, el resultado va a depender de si se utilizan herramientas de planificación fiscal o si estas son desconocidas o de utilización infrecuente.

Entonces, el resultado en números fríos en un ejercicio será único, pero si se utilizaran herramientas de planificación impositiva podría ocurrir que el momento de pago de los tributos que afectan a ese resultado se realice en distintos momentos. Así, la empresa podría verse beneficiada financieramente.

Hay muchas herramientas para evaluar el impacto fiscal, pero no debería dejar de tenerse en cuenta, por ejemplo, en una empresa dedicada a la cría de hacienda, el momento en el cual se producen las ventas. No es lo mismo vender novillos en el último trimestre del ejercicio que vacas de descarte, ya que afectará la valuación del stock total del rodeo elevando o disminuyendo el resultado impositivo (no el real). Como el impuesto a las Ganancias se tributa en base al resultado impositivo, cuanto menor sea este menor será el impacto en ese ejercicio del impuesto.

Otro aspecto a tener presente es si la empresa realiza compras de bienes de uso o bien dispone de esos bienes, pero contratados mediante leasing. Es fundamental que, a la hora de optar por el leasing o la compra tradicional, la firma evalúe el impacto de una u otra opción en los distintos tributos. Si la situación que se encuentra es de pago del impuesto al valor agregado, tal vez sea preferible la compra tradicional, ya que el crédito fiscal se computa 100% aunque la operación esté pagada o se trate de una adquisición a plazo.

Si se tiene un saldo de impuesto a las Ganancias a pagar en el ejercicio, será entonces preferible el leasing a la compra tradicional, ya que el pago del canon se deduce en menos ejercicios que la propia amortización. En tres ejercicios, por lo general con el leasing, contra cinco o diez años con la compra tradicional, depende del tipo de bien de uso.

Estas son solo dos herramientas a tener en cuenta. Lo cierto es que una empresa que utilice alguna herramienta siempre va a estar mejorando su resultado o al menos intentándolo que otra que no tiene en cuenta este aspecto.

El autor es socio de Barrero & Larroudé

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.