Impulsan la protección de los bosques santafecinos

Se realizará un mapa para determinar el volumen de la masa forestal de la provincia
(0)
24 de septiembre de 2005  

SANTA FE.- Se estima que de las 5.900.000 hectáreas de bosque que existían en la cuña boscosa santafecina, según el censo forestal de 1915, quedan actualmente 1.300.000 hectáreas. La superficie boscosa ha sido modificada debido a las actividades humanas, en particular a la explotación de la madera, con posterior introducción de ganado y de especies exóticas, con escaso o nulo manejo y control.

Desde 2003 la Mesa Agroforestal Santafecina viene reclamando una normativa para detener el desmonte indiscriminado. Para ello , impulsó la ley 12.363 que crea el Programa Bosques para Siempre, cuyo objetivo es conservar, recuperar y aprovechar en forma sustentable los recursos naturales renovables de los bosques y pastizales de la provincia de Santa Fe. Luego, en noviembre pasado, se promulgó la ley 12.366, Moratoria de Desmonte, que suspende por 180 días la tala rasa, el desmonte y quema de bosques nativos o especies exóticas en todo el territorio provincial. No aplicable a aquellas actividades desarrolladas para subsistencia.

Dentro de esta normativa se estableció realizar un Mapa de los Bosques Nativos y de Riesgo Forestal para determinar cuál es la masa forestal de la provincia en el ordenamiento territorial y así definir un plan de manejo de conservación y explotación sustentable a futuro. "Este ordenamiento es prioritario en nuestra Agenda Verde y sentará antecedente en el país por ser la primera provincia en legislar en el tema forestal", declaró el secretario de Estado de Medio Ambiente y Desarrollo de Santa Fe, Marcelo Terencio.

Para ello se firmó un convenio con la facultad de Ciencias Agrarias e Ingeniería y Ciencias Hídricas de la Universidad Nacional del Litoral (UNL) y la secretaría de Estado de Medio Ambiente y Desarrollo Sustentable entre otros organismos, para realizar el Mapeo. La zonificación se realizará en el área del valle aluvial del río Paraná, que se extiende desde la ruta nacional 19 hacia el norte hasta el límite con la provincia del Chaco y desde la provincial 1 hacia el Oeste hasta el límite con las provincias de Córdoba y Santiago del Estero. Comprendiendo los departamentos de Nueve de Julio, Vera y General Obligado.

"Queremos que la gente se apropie de los mapas cartográficos para que se tenga una visión de la región", explica la cartógrafa Raquel Tardivo.

La información, basada en mapas de una escala de 1:250.000, se llevará, mediante Sistemas de Información Geográfica (GIS), a escala parcelaria 1:50.000. "Estos datos integrados por sí solos servirán para una correcta toma de decisiones", concluye Tardivo.

Para Marcelo Simón, presidente de la Mesa Agroforestal: "La zonificación es una herramienta técnica importante que mostrará el alto riesgo en que se encuentran los bosques nativos". Y aclara que "los resultados manifestarán los efectos del excesivo desmonte en las condiciones climáticas, edáficas, hídricas y sociales".

Cartografía del área

El proyecto tiene plazo de un año para su realización, y cuenta con un presupuesto de 250.000 pesos de la Secretaría de Medio Ambiente y el apoyo técnico de la Universidad. Este representa "un desafío en la articulación entre los organismos intervinientes, tanto técnicos como políticos", dice el agrónomo Carlos D´Angelo de la UNL, coordinador técnico de la Unidad Ejecutora. Para él, "los resultados del mapeo darán una visión completa del territorio y determinarán qué áreas vulnerables pueden ser declaradas en riesgo forestal".

Para ello, el Poder Ejecutivo provincial formulará un programa de beneficios impositivos, fiscales y crediticios para los productores que los conserven, entre algunas de las medidas a tomar.

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?