Informe agrometeorológico

Región I. Región II Norte. Región II Sur. Región III. Región IV. Región V Norte. Región V Sur
Región I. Región II Norte. Región II Sur. Región III. Región IV. Región V Norte. Región V Sur
(0)
22 de junio de 2002  

Región I

Continúa el buen tiempo, sin precipitaciones, baja humedad ambiente y también con bajas temperaturas. Ultimamente esto favoreció la buena terminación de la cosecha, pero ahora comienza a limitar algo la siembra de trigo, la que se desarrolla con mucha lentitud. En el noroeste regional (alrededores de Ceres), terminó la cosecha de soja, con pobres resultados en esta campaña, ya que todos los lotes tuvieron algún grado de afectación y disminución de rindes, por sequía, chinches, hongos en cosecha, etcétera.

Región II Norte

Continuaron las actividades de cosecha en la región, por lo que actualmente solamente restan algunos lotes aislados, preferentemente de sitios bajos, sin cosechar. Incluso en áreas con problemas, como la zona sur (cercanías de Rufino), está casi todo levantado y al no ocurrir precipitaciones de importancia en los últimos días, ahora incluso falta algo de agua en superficie, como para favorecer una adecuada implantación del trigo. Al respecto se piensa que la superficie con este cereal, en esta campaña, va a reducirse. La disponibilidad de forraje se mantiene en buenos niveles.

Región II Sur

Siguieron mejorando las condiciones de la región. En la zona de Carlos Casares, las precipitaciones de los últimos dos meses fueron escasas y eso contribuyó a secar los campos y permitió realizar las labores de cosecha gruesa sin mayores inconvenientes. Aún hay sitios encharcados o con falta de piso, pero se redujo mucho esa situación. La cosecha en general arrojó buenos valores en maíz, girasol y soja, en esta última se obtuvo un grano de buena calidad. La oferta de forraje es aceptable, pero los últimos fríos han disminuido la cantidad disponible.

Región III

En el este de la región, contra el río Uruguay, los problemas de excesos hídricos han demorado significativamente el comienzo de la siembra de trigo. No se pudieron sembrar cultivares de ciclo largo, pensándose ahora en los intermedios cortos. En el Este, donde las condiciones de piso se dieron más temprano, se inició la siembra de trigo. Las intenciones de siembra se mantienen en bajos niveles, por factores económicos y la memoria reciente del muy severo ataque de fusariosis de la espiga sufrido por los trigos en el ciclo pasado (pérdidas muy importantes). Las buenas condiciones de los últimos 15 días ha permitido casi completar la cosecha de soja en el Este y seguir avanzando lentamente en los lotes con antecesor arroz (más problemas de piso). Se empieza a resentir la oferta forrajera de pasturas implantadas o naturales, por la ocurrencia de muy bajos registros térmicos.

Región IV

El mantenimiento de buenas condiciones meteorológicas durante la semana generaliza, para los suelos de la región, una situación hídrica equilibrada. Por ello se retoman las tareas de labranza para preparar los suelos para trigo, especialmente en Balcarce, donde los excesos hídricos habían sido más severos que hacia el Oeste. Julio será el mes dominante para la implantación de trigo hacia Tres Arroyos y Cnel. Dorrego, la siembra de trigo con cultivares de ciclo largo comenzó a buen ritmo 15 días atrás. Se estima que el cultivo de trigo se realizará con 10% menos de insumos, para adaptarlo a la realidad económica actual. Se completa lentamente la cosecha de los últimos lotes de maíz y de soja de segunda.

Región V Norte

Continuó con buen tiempo en la región, con la ocurrencia de fuertes heladas. Las labores de cosecha se pudieron realizar sin inconvenientes, habiendo finalizado para girasol y sorgo. En maíz resta un 5%, los resultados son aceptables, con valores de unos 50 q/ha. En soja falta levantar un 10% con rindes de unos 20 q/ha. En maní se ha trillado de un 80 a 90%, con rindes pobres en este año, que alcanzan a 17 y 18 q/ha y que mejoran significativamente en las nuevas áreas del Sur.

Región V Sur

La semana estuvo caracterizada por la ocurrencia de fuertes heladas sucesivas, con valores de hasta -12°5 en superficie, en Bordenave. La falta de precipitaciones en los últimos 15 días ha permitido intensificar las tareas de siembra de trigo con cultivares de ciclo largo, que viene algo demorada. En el SO bonaerense, respecto de los cultivos estivales, sólo falta cosechar algunos lotes asilados de maíz, sobre todo hacia Cnel. Suárez. Se preparan suelos para iniciar las siembras de cebada cervecera en los primeros días de julio, producción especialmente concentrada en Puán, A. Alsina y sectores de Cnel. Suárez.

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.