Innovaciones, variedad y calidad tecnológica

El número de máquinas presentadas alcanza las 2000 unidades
(0)
24 de mayo de 2003  

CORDOBA.- Si alguien quería ver "fierros", a casi todos los que se conocen en la Argentina los tiene a mano en AgroActiva. Pero además con una particularidad: con las marcas mundiales y nacionales se codea una infinidad de Pyme regionales, un síntoma de que también han recibido la inyección reactivadora del buen momento por el que pasa principalmente la agricultura.

A los organizadores de la megamuestra se les iluminan los ojos cuando se refieren a la cantidad de máquinas que han logrado reunir: 2000 unidades. Y no hay por qué dudar cuando el visitante aprecia la superficie sobre la cual se extiende la exposición.

Quien llegue hoy o mañana al Establecimiento el Ombú debe saber que se encontrará con el rasgo dominante de la variedad, mucha calidad y tecnología. Algunos equipos presentaron innovaciones o reformas. Para esta época del año no hay que esperar muchas novedades, porque la mayoría de las empresas las programa para el inicio de la temporada.

En ese terreno una encuesta espontánea entre productores y técnicos dio por resultado una coincidencia: lo más novedoso estaba en el stand de la fábrica de sembradoras Pierobon, de la localidad cordobesa de Cruz Alta.

La empresa -cuyo principal directivo es un "histórico" de la industria nacional de maquinarias agrícolas, Carlos Pierobon- agregó a su línea de equipos implantadores la Turbosem 21-54, del tipo "air-drill", para granos finos, en directa y convencional. Vale decir, siembra 54 líneas a 21 centímetros. Está equipada con una tolva para 10.000 litros.

En la Argentina el sistema "air-drill" ya debutó con otras marcas -Tanzi y Apache, por caso-, pero en el caso de Pierobon "es la única máquina del mercado en este tipo que se ofrece con opción a doble disco", informan los técnicos de la firma.

"Tridisco"

La gente de Cruz Alta denomina "tridisco" a ese dispositivo, "porque tiene una cuchilla de corte delantero y un doble disco atrás que hace la siembra", indica Juan Pablo Cibien.

El equipo todavía no tiene fijado un precio al público. En AgroActiva estuvo en exhibición el prototipo ya completamente desarrollado y pronto entrará en línea de producción.

El nivel de calidad de la maquinaria argentina se puso a prueba en AgroActiva. En la primera jornada de la muestra llegaron algunos extranjeros o representantes de empresas del exterior interesados por conocer las virtudes de los equipos o interesados en hacer alguna operación.

Dos de ellos, recién descendidos del avión en el Aeropuerto Internacional Córdoba, fueron Javier Tonoli -un cordobés radicado hace dos años en Francia- y Emanuel Chaumet. Trabajan para un concesionario de Fendt (algo así como "el Mercedes- Benz de los tractores" europeos), de Pithiviers Le Vieil. Se fueron derecho a los stands que ofrecían embolsadoras y extractoras de granos secos.

Vinieron con la misión de comprar o establecer un nexo comercial. Conversaron con varios empresarios. Un rato largo se quedaron en el stand de Mainero, que es la primera empresa argentina que obtuvo la certificación ArgenINTA, que le otorga un aval que responde a las exigencias europeas. Ocurre que en Francia están viendo que el sistema de almacenamiento en silo bolsa encaja bien con "la búsqueda y pago de la trazabilidad" y de lo que están careciendo es de equipos que hagan bien el trabajo de extracción, comentó Tonoli a LA NACION. Están pensando en el uso de las máquinas para "el "stockeo" de trigo, cebada cervecera y maíz".

El sector de las máquinas embolsadoras y extractores se puso sumamente competitivo en los dos últimos años de la mano de la tendencia en crecimiento entre los productores de almacenar el grano en sus campos. Otra fábrica cordobesa que recientemente inició una exploración del mercado francés enviando una extractora es Akron, de San Francisco, presente en la exposición.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.