La BCR recortó su cálculo sobre el área con trigo