La corriente alcista en EE.UU. favoreció al trigo, que aumentó casi un 5% en Chicago

El precio del cereal sumó US$8,82, tras cotizarse a US$189,05; menor interés en el mercado local
El precio del cereal sumó US$8,82, tras cotizarse a US$189,05; menor interés en el mercado local Fuente: Archivo
Dante Rofi
(0)
31 de mayo de 2019  

Los precios del trigo subieron ayer casi un 5% en la Bolsa de Chicago, tras otra jornada que dejó fuertes mejoras para las cotizaciones de los granos estadounidenses, como consecuencia de las adversas condiciones climáticas para la evolución de las variedades de invierno del cereal y para la siembra de maíz y de soja.

Al cierre de los negocios, las posiciones julio y septiembre del trigo en Chicago sumaron US$8,82 y 8,63, luego de quedar con ajustes de 189,05 y de 191,89 dólares por tonelada. En la Bolsa de Kansas los mismos contratos subieron US$6,46 y 9,74, al terminar la jornada con valores de 176 y de 180,32 dólares.

Con estas mejoras, desde el cierre del 10 del actual el trigo estadounidense acumuló una ganancia del 22,79 y del 26,30% en las Bolsas de Chicago y de Kansas, desde los 153,96 y los 139,35 dólares vigentes entonces, respectivamente.

Buena parte de esas mejoras fueron gracias a la suba del maíz, que arrastró consigo al mercado de forrajes (una fuerte caída de la oferta del grano grueso podría alentar un mayor uso del trigo como forraje). Sin embargo, la continuidad de las lluvias sobre la zona de las grandes planicies de EE.UU. pone en riesgo la calidad de las variedades de invierno que están en plana etapa de espigado y que aportan cerca del 70% de la producción total estadounidense.

El martes pasado, el Departamento de Agricultura de los Estados Unidos redujo del 66 al 61% la proporción de trigos de invierno en estado bueno/excelente. Ahora, los operadores consideran que el lunes próximo el organismo podría marcar otra caída de la condición de las plantas.

Ayer también se sumó como factor alcista la especulación de los inversores con las condiciones de tiempo seco que se registran en zonas productoras de trigo de Rusia, donde las proyecciones para la nueva cosecha del principal exportador mundial del cereal (la recolección de las variedades de invierno comienza a mediados del mes próximo) son de lo más heterogéneas, al ir de 77 a 85 millones de toneladas.

Retracción doméstica

Tras el abundante volumen de negocios hecho en las tres ruedas precedentes (fuentes del mercado lo calcularon entre 350.000 y 400.000 toneladas), ayer la demanda exportadora impuso una pausa en su interés por el trigo de la nueva cosecha argentina. Así, de los hasta US$180 pagados para las entregas entre noviembre y enero sobre el Gran Rosario se pasó a ofertas de US$170 para las descargas en noviembre/diciembre; US$173 para enero/febrero, y de US$175 para marzo. Cabe recordar que tres semanas atrás la propuesta de los compradores era de US$150.

La tónica positiva, en tanto, se mantuvo para el trigo disponible, dado que los exportadores ofrecieron US$205 por tonelada para Bahía Blanca y US$200 para el Gran Rosario, US$5 más que anteayer.

También fue alcista para el trigo el saldo de la rueda en el Mercado a Término de Buenos Aires, donde los contratos julio y enero sumaron US$3 y 1,50, al cerrar con ajustes de 203,50 y de 178,50 dólares.

Acerca de los granos gruesos, ayer en Chicago el maíz subió un 4,18%, al pasar de 164,85 a 171,74 dólares por tonelada, mientras que la soja aumentó un 1,95%, al variar de 320,41 a 326,65 dólares.

En la plaza local la demanda redujo de 7000 a 6800 pesos su oferta por maíz disponible y de 160 a 155 dólares la propuesta por el grano de la cosecha 2019/2020.

Por soja con entrega inmediata la demanda volvió a pagar $10.500, pero para el grano nuevo ajustó su propuesta de 245 a 240 dólares.

Brasil compraría más de 5,5 mill./t del cereal

Brasil, el principal cliente de trigo que tiene la Argentina, podría adquirir este año en el país más de 5,5 millones de toneladas del cereal y 500.000 toneladas de harina.

Esa previsión la realizó el ministro de Agroindustria de Buenos Aires, Leonardo Sarquís, que viajó a San Pablo en una nueva misión con representantes del sector comercial de la Argentina para reunirse con molineros brasileños. Del volumen que compraría Brasil la provincia de Buenos Aires contribuiría con más de un 50%. Entre 2015 y 2018 las exportaciones bonaerenses de trigo a Brasil aumentaron un 42%, de 1,7 millones de toneladas en 2015 a 2,4 millones de toneladas el año pasado. Se espera que en 2019 las compras alcancen los 2,7 millones de toneladas en grano y al menos 250.000 toneladas de harina.

Por: Dante Rofi
ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.