La situación financiera del campo. La cosecha respondió, los precios desilusionaron