Cereales. La depreciación del dólar posibilitó el repunte de los granos en Chicago