Límite. La falta de agua pone en riesgo la campaña de granos gruesos