De buena fuente. La falta de hacienda impulsa una mejora en las cotizaciones