La falta de humedad sigue demorando la siembra de maíz