De buena fuente. La falta de humedad ya retrasa la siembra de trigo argentino