Cómo aplicar las Buenas Prácticas Agrícolas con AgTech

Crédito: Santiago Hafford
Yael Arricar
(0)
29 de junio de 2019  • 01:00

Se entiende como Buenas Prácticas Agrícolas (BPA) al conjunto de normas, principios, y recomendaciones técnicas que tienen como pilares fundamentales asegurar la sostenibilidad ambiental, social y económica en todo el proceso de producción, agregando valor y garantizando la calidad e inocuidad de los alimentos.

En los últimos años este concepto ha tomado una creciente importancia instalándose en el sector productivo y también en la sociedad. Su adopción se está transformando paulatinamente en una necesidad a la hora de producir.

Al decidir implementar las BPA, el productor agropecuario debe tener en cuenta que no sólo está favoreciendo el cuidado medio ambiente y optimizando el uso de recursos, sino que, al cumplimentar con estas normas además tendrá numerosos beneficios para su empresa.

Dentro de los beneficios pueden mencionarse la mejora en la gestión, facilitando la administración y el control del personal, así como de los insumos y las instalaciones. Las BPA además optimizan el gerenciamiento del establecimiento en su conjunto en términos productivos y económicos, aumentando la competitividad del mismo.

Otro factor que, indirectamente trae aparejado la implementación de las BPA, es que logra que los trabajadores se comprometan más con la empresa, al estar más inmersos en cada etapa productiva.

Hoy no son obligatorias para la comercialización en el país, pero en el corto plazo se tornarán indispensables.

La implementación de BPA en un establecimiento productivo es un proceso gradual y progresivo, donde el registro de la información es fundamental. Con las BPA, obtener nueva y mejor información del negocio se hace mucho más ágil y sistemático, debido a los sistemas de registros que se deben implementar. De esta forma, el productor puede comprender mejor su negocio posibilitándole tomar decisiones de manera más eficiente.

Entre la información que debe ser relevada, se encuentran la historia y manejo del lote, protección de cultivos, cosecha, postcosecha, manejo de residuos, capacitación del personal, etc. El objetivo final es obtener la certificación que dé cuenta que dicho establecimiento está cumplimentando con las buenas prácticas.

La gestión de la información es fundamental cuando hablamos de BPA, no sólo se trata de hacer las cosas correctamente, sino además se debe dar crédito de ello registrando todos los procesos. Por eso, es indispensable contar con sistema de registro completo.

Hoy hay aplicaciones simples y prácticas como albor Go!, una App gratuita que permite llevar un registro ordenado y detallado de cada uno de los lotes. La aplicación, que no necesita operar con conexión a Internet, permite georreferenciar los lotes para relevarlos desde un dispositivo móvil, y guardar la información histórica en formato de texto, audio y fotos e integrar el clima, sincronizando luego todas las actualizaciones en la nube.

En cuanto a la gestión de la información a nivel empresa actualmente se vuelve indispensable contar con un sistema de gestión que integre los módulos administrativos contables y productivos como albor Campo. Se trata de un software que permite gestionar toda la información del ciclo productivo de manera ágil y sencilla.

Implementar las BPA es hacer las cosas correctamente, pero no olvidemos que debemos poder demostrarlo. Las AgTech permiten hacerlo.

La autora es ejecutiva de Marketing de Albor Agro

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.