La "gruesa" arranca con mucha cautela

Carlos Marín Moreno
(0)
24 de septiembre de 2005  

Muchos productores de granos gruesos están bastante más cautos y contenidos que a igual fecha del año pasado en lo referido al área por sembrar y al grado de intensificación que imprimirán a sus cultivos. Sucede que en 2005 se enfrentan dos elementos negativos: insuficiente humedad en muchos perfiles, luego de un otoño seco y un invierno que no permitió la recarga, y precios menos alentadores a cosecha, sobre todo luego del último informe del Departamento de Agricultura de los Estados Unidos.

"La escasez de humedad en muchos lotes está determinando que los agricultores se alejen cada vez más del maíz", se quejó el titular de una agronomía del sur de Córdoba, que nota una fuerte reducción en los pedidos de fertilizante. "Hay productores que van a disminuir el área de siembra del cereal hasta un 40% en campos propios y otros que directamente lo eliminarán por un año, en virtud de que el rendimiento de indiferencia se ubica alrededor de los 7000 kilos por hectárea. Tener por delante esa obligación partiendo de un perfil seco es muy riesgoso", agregó.

* * *

El cultivo que va a aumentar su participación en la campaña es el girasol -con bastante difusión de los contratos para producir alto oleico- en virtud de la firmeza que muestran las cotizaciones internacionales e internas. "Ofrece perspectivas de mayor margen que el maíz; permite cortar las enfermedades y plagas de la soja, y libera el potrero temprano", destacó un productor del sudeste de Buenos Aires, que ya compró semilla para esta campaña.

Obviamente, la producción de soja seguirá siendo la protagonista en 2005. A pesar de la baja de precios de las últimas semanas, continúa siendo el cultivo con mayor margen bruto y mejor relación peso invertido/peso ganado. Además, el área de cultivos de primera y segunda se verá aumentada por razones climáticas: "Si el inicio de la primavera está acompañado por insuficiencia de humedad, habrá un desplazamiento de las siembras hacia los cultivos que admiten una implantación más avanzada en el almanaque, como la soja", adelantó un profesional de Río Cuarto.

En esta especie se nota una vuelta de los agricultores hacia los campos del sur. Muchos pools y grandes productores que fueron a probar suerte en Chaco y Santiago del Estero sufrieron fuertes sequías en los últimos años. Entonces, este año reducen o abandonan el área de siembra en esa región y vuelven a la zona núcleo del sur de Santa Fe y norte de Buenos Aires buscando seguridad y estabilidad en los rindes.

* * *

Por ahora, las primeras tendencias de comercialización de la cosecha muestran mayores coberturas en soja, por parte de quienes aprovecharon los US$ 170/175 por tonelada que se ofrecieron durante algunos momentos del mercado climático. Las posiciones tomadas con forwards de maíz son menores porque los productores no especulan con el magro volumen de cosecha esperada.

Respecto de la forma de adquisición de los insumos, muchos comerciantes extrañan las operaciones de contado rabioso que lograron concretar 12 meses atrás, cuando los productores gozaban de alta liquidez. "El año pasado peleaban básicamente el precio; en 2005 siguen reclamando eso, pero simultáneamente piden facilidades de pago, porque dependen de futuras ventas para afrontar los pagos.

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?