Mercado de Liniers. La hacienda se negoció con altibajos