La incertidumbre paralizó el mercado

Por Pablo Adreani Para LA NACION
(0)
29 de diciembre de 2001  

El sector agropecuario está sintiendo en carne propia la falta de definiciones por parte del nuevo gobierno con respecto a las medidas por implementar con referencia a la política cambiaria y la nueva forma de liquidar exportaciones e importaciones.

Esto ha producido una parálisis de los mercados ya que tanto los exportadores como los productores se han retirado.

Los primeros pues no pueden liquidar sus divisas ante la incertidumbre que existe hoy sobre la política que aplicará el Gobierno, y los segundos porque no saben en qué van a cobrar y a qué paridad.

De la misma forma las empresas proveedoras de insumos han frenado sus ventas al no tener certeza del tipo de cambio por utilizar en las operaciones.

Hay que destacar que durante los últimos 20 años la Argentina ha logrado desarrollar un sistema sólido y confiable en el mundo del comercio exterior a través de "la prefinanciación de las exportaciones", logrando sortear períodos de hiperinflación, déficit de stocks de reservas en el Banco Central, efecto tequila, crisis del sudeste asiático, por mencionar algunas.

Es decir, que ha demostrado ser un mecanismo sólido y que a la vez le ha permitido a nuestro país alcanzar récords de producción y de saldos exportables.

Hay que considerar que en estos momentos (default declarado) la prefinanciación de exportaciones es el único mecanismo disponible de financiamiento para la Argentina y el sector agropecuario en particular.

Se trata de un elemento multiplicador de toda la actividad económica que gira alrededor de la actividad agropecuaria. Mediante este sistema los bancos del exterior extienden préstamos comerciales a los exportadores, los que luego repagan estos préstamos con el producido de cada embarque (es decir, que se cancelan con mercadería directamente en el exterior).

Crédito al Estado

Otro dato para tener en cuenta es que la exportación paga el IVA cuando compra la mercadería en el mercado disponible y el Estado lo reintegra con posterioridad al embarque. O sea que con la prefinanciación los exportadores le están financiando el IVA al Gobierno; en definitiva, le están otorgando un crédito. La importancia de la prefinanciación es mucho más relevante cuando se llega a la conclusión de que es una forma de darle al mercado de granos una mayor liquidez y de cierta forma un sostén a los precios.

Podríamos imaginar que sin prefinanciación los exportadores deberían comprar su mercadería solamente en los momentos previos al embarque, concentrando aún más la oferta de los productores y con grandes posibilidades de baja de los precios.

De la misma forma, el Gobierno no podrá recibir en forma anticipada el IVA concentrando el ingreso de aquél en épocas pico, hecho que le produciría un bache de ingresos muy marcado en distintas épocas del año. Por otra parte, hay que ser también conscientes de que el sector agropecuario es el principal generador de divisas del país (60% del total ).

Palos en la rueda

Si le ponemos palos en la rueda a uno de los pocos sectores que han demostrado ser de los más dinámicos y competitivos, y que además será el principal motor de la economía argentina de aquí a los próximos años, ¿cuál será entonces la forma que el Gobierno buscará para generar un mayor ingreso de divisas?

Si bien estamos inmersos en una de las peores crisis política y económica de toda nuestra historia no debemos perder el rumbo, y en este sentido hay que trabajar para nuestras generaciones futuras.

A cada uno de nuestros chicos en las escuelas deberíamos decirle: "Somos un país muy rico en producción de alimentos que se ha empobrecido" y tenemos por delante un gran desafío, "que a ningún habitante de nuestro país le falte su plato de comida y que inundemos el mundo con productos alimenticios made in Argentina".

Es la única forma de que nuestro país pueda progresar, mejorando su eficiencia en aquellos sectores donde es más competitivo y definir a su vez un agresivo perfil agroexportador.

Cuando eso ocurra todo el sector agropecuario se va a encolumnar atrás de un mismo objetivo y para eso vamos a necesitar una clara definición por parte de la actual administración.

El autor es analista de mercados y director de AgriPac Consultores.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.