La soja gana en el monte entrerriano y supera récords

Expansión en superficie y volumen
Expansión en superficie y volumen
(0)
26 de enero de 2002  

PARANA.- Los resultados de la producción sojera multiplican varias veces aquí el crecimiento promedio nacional, y están lejos de tocar el techo.

El volumen de soja trillado en 2001 en Entre Ríos creció un 181,4% en comparación con la magra cosecha anterior, mientras que la superficie sembrada aumentó un 63%, mucho más que el 20,7% registrado en el área cultivada en todo el país.

La magnitud de la expansión granaria en la comarca de Pancho Ramírez puede expresarse con diferentes números, pero basta decir que la producción abarcó 600.000 hectáreas en la campaña 1993/1994, sumando todos los cereales y oleaginosas, y actualmente, siete años después, sólo la soja pasa las 750.000 hectáreas, y el total de los cultivos 1.400.000 hectáreas anuales.

Eso no significa que el agro toque los límites, en una provincia donde la Bolsa de Cereales sostiene que el área aún puede duplicarse, y más, sin afectar las condiciones ambientales, aunque los ecologistas advierten sobre los riesgos de la tala indiscriminada.

Si esta oleaginosa crece en toda la Argentina, lo de Entre Ríos merece un párrafo aparte porque además de ser notable se da paradójicamente durante una grave crisis financiera del Estado y la sociedad toda. En sólo una década, de las 54.600 hectáreas que ocupó en la cosecha 1991/1992 a la actual de 750.000 hectáreas el aumento superael 1273 por ciento.

La explosión se notó particularmente el año pasado, cuando se acopió 1.480.000 toneladas de soja sobre las 525.820 del año anterior (perjudicado por las condiciones meteorológicas), es decir, un 181,4% más en volumen. Si el tiempo acompaña con buena humedad este año, los colonos batirán un nuevo récord con casi 2 millones de toneladas, según el licenciado en edafología José Manuel Pérez, asesor de la Bolsa de Cereales de Entre Ríos.

El especialista admitió que aún no tiene imágenes satelitales para verificar el avance de las siembras, pero sus estimaciones coinciden con las de la Sagpya en las 753.000 hectáreas, y el volumen récord esperado se deduce del rendimiento promedio de entre las 2,4 y 2,7 toneladas por hectárea si el tiempo acompaña.

La soja aporta, entonces, la mitad de la producción granaria total de esta provincia cuando hace una década sólo alcanzaba el 6,3%, muy distante del arroz y el maíz, por ejemplo.

Los estudiosos consultados por LA NACION apuntaron múltiples causas que contribuyen para el crecimiento, como los avances en la tecnología aplicada, con siembra directa, herbicidas y fertilizantes, y las características de los suelos vertisoles de esta provincia, en los que la soja se adapta mejor que otros cultivos. Destacaron las posibilidades de crecimiento agrícola que ofrece el territorio, con departamentos del Norte que antes se dedicaban sólo a la explotación ganadera extensiva, de cría, y hoy se abren también a los granos; además del fácil acceso a la tecnología que permite la soja, en comparación con cereales harto trabajosos y caros como el arroz, que sufrió un derrumbe en el valor de exportación desde hace tres cosechas y por eso cayó en el interés de los colonos.

Las superproducción sojera permitirá ingresos en la provincia por unos 340 millones de pesos (mucho en una provincia con 6000 millones de pesos de producto bruto), y la mayoría por exportaciones o envíos a las industrias de las provincias vecinas, porque a pesar de la tradición aceitera de Entre Ríos (linera por excelencia) sólo cubre el 2% de la capacidad de procesamiento en la región Centro mientras Santa Fe ocupa el 85% y Córdoba el 13% restante, según datos actualizados de la Bolsa de Comercio de la provincia mediterránea.

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.