La soja no reconoce límites

Menores cosechas mantienen los precios en alza
(0)
28 de febrero de 2004  

La tendencia del precio de la soja en el mercado internacional sigue su camino ascendente ante los sucesivos anuncios de menores cosechas en los principales países productores y exportadores, si bien hacia fines de semana el mercado ajustó ligeramente hacia abajo.

La historia comienza en agosto de 2003 cuando la sequía en las planicies estadounidenses liquida el 20% de la cosecha esperada y se pierden 15 millones de toneladas respecto de las previsiones iniciales. A partir de ese momento los precios de la soja, el aceite y la harina no dejan de subir y cada semana alcanzan nuevos máximos.

En estas últimas semanas se agregaron como factores alcistas estimaciones privadas sobre la producción de soja en Brasil y la Argentina, que están muy por debajo de las proyecciones que el Departamento de Agricultura de EE.UU. (USDA, en sus siglas en inglés) publicó el 10 del actual en su reporte mensual.

En el caso de Brasil, ya no son pocos los que piensan que la cosecha se ubicará bien por debajo de los 61 millones de toneladas estimados por el USDA, ya se habla de un volumen probable de 57/58 millones de toneladas.

Para la Argentina, la última estimación de AgriPac Consultores ubica la producción probable en 35,70 mill./t, contra los 37 millones de su proyección anterior, si bien hay otras fuentes privadas que tienen estimaciones mucho más bajas.

La sequía de febrero

La sequía de febrero tuvo un efecto negativo para los cultivos de soja en América del Sur, lo que podría implicar una caída en la producción regional de casi 4 millones de toneladas respecto de las últimas estimaciones del USDA.

Este es, entonces, el factor que está sobrevolando Chicago. El mundo corre el riesgo de tener 4 millones de toneladas menos y eso implica una nueva caída de las existencias finales, de manera que el balance entre la oferta y la demanda se presentará más ajustado. Esta situación, además, plantea un riesgo creciente de racionamiento en los principales países importadores. De igual modo, no hay que excluir la probabilidad de que los EE.UU. deban limitar sus exportaciones para tener asegurado el abastecimiento de su mercado interno.

Mercado en emergencia

Resulta difícil imaginar cómo hará el mercado para asimilar una oferta menor a la prevista frente a una demanda mundial que se afianza con el mayor ritmo de crecimiento económico. Por lo pronto la soja en Chicago superó los US$ 340 por tonelada, mientras que los precios FOB sobre el Golfo alcanzaron los máximos superando los US$ 355. El impacto alcista en las últimas semanas repercutió directamente sobre los precios de la soja en la Argentina, alcanzando, el mercado FOB, el valor máximo para la nueva cosecha al superar los US$ 308 por tonelada para embarques abril/mayo.

Con ese valor FOB, el FAS teórico que puede pagar la exportación es de US$ 223 por la mercadería con entrega en mayo, el mayor valor de la soja 2003/2004.

Tal como se señaló en esta columna semanas atrás, el mercado de soja tiene un déficit estructural que se acentúa ahora con las posibles menores cosechas de América del Sur. Ese déficit sólo puede ser revertido cuando los farmers estadounidenses tengan en sus silos asegurada su cosecha 2004/2004. Es decir que recién para septiembre u octubre de 2004 el mercado podrá tomar nota de la recomposición de existencias y tener mayores chances de baja.

¿Y si los farmers vuelven a tener una caída en su producción? Si eso ocurriera, lo único que hoy se podría asegurar es que el mercado está lejos de su techo.

El autor es analista de mercados y director de AgriPac Consultores.

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.