La soja se cotizó con saldo negativo en Chicago y en la plaza doméstica

Las quitas externas oscilaron de 2,8 a 4,1 dólares por tonelada; en la zona de Rosario, las fábricas pagaron entre 2450 y 2470 pesos, por debajo del rango de anteayer, de $ 2460/2500
Dante Rofi
(0)
25 de junio de 2014  

La soja se negoció ayer con resultado negativo en la Bolsa de Chicago y en el mercado doméstico, donde el volumen comercializado fue prácticamente nulo. La tónica bajista externa, que en esta oportunidad rigió las operaciones de principio a fin de la rueda, estuvo relacionada con la menor presión de la demanda sobre la mercadería física y con la buena evolución del ciclo 2014/2015, con cultivos que evidencian un mejor estado que el vigente un año atrás.

Al término de la jornada, las posiciones julio y agosto de la soja estadounidense perdieron US$ 4,13 y 2,85, mientras que sus ajustes resultaron de 519,38 y de 498,89 dólares por tonelada. Como parte del ciclo comercial 2014/2015, el contrato noviembre retrocedió US$ 3,40 y cerró con un valor de 449,93 dólares.

Con la demanda externa concentrada en los embarques sudamericanos y la industria estadounidense abastecida por las recientes importaciones, el mercado disponible de EE.UU. estuvo en calma ayer y les restó presión a los precios de la soja.

Por otro lado, pese al leve recorte del estado bueno/excelente de los cultivos hecho anteayer por el Departamento de Agricultura de los Estados Unidos -pasó del 73 al 72%-, la evolución de la nueva campaña agrícola es muy buena hasta el momento, lo que mantiene las cotizaciones desprovistas de "prima" por riesgo climático, un condimento que se mantendrá a la mano de los operadores para sumarlo al mercado ante un reporte meteorológico que se presente poco favorable para las plantas.

En el mercado local, las fábricas esperaron el cierre de los negocios en Chicago para hacer ofertas concretas. Así, propusieron en forma abierta $ 2450 por soja con entrega inmediata sobre San Martín, Timbúes, San Lorenzo, Ricardone, Villa Gobernador Gálvez y sobre General Lagos. Pero ante la negativa de los vendedores a convalidar ese valor, algunos compradores elevaron sus ofrecimientos hasta los $ 2470, con lo cual el rango de valores del día quedó por debajo del manejado durante la rueda anterior, de 2460/2500 pesos. "El volumen operado cayó notablemente", indicó la Bolsa de Comercio de Rosario, al confirmar que, en general, no hubo acuerdo entre las partes.

Para Bahía Blanca y Necochea, los exportadores volvieron a ofrecer 2550 y 2500 pesos por tonelada de soja disponible, sin cambios.

En el Mercado a Término de Buenos Aires (Matba), las posiciones julio y noviembre de la soja retrocedieron US$ 2 y 2,10, mientras que sus ajustes resultaron de 308 y de 312,90 dólares por tonelada.

Trigo y maíz

Por tercera rueda consecutiva -dentro de una tendencia negativa que lleva más de un mes-, los precios del trigo estadounidense cerraron en baja ayer. La posición julio en Chicago y en Kansas perdió US$ 3,21 y 3,12, en tanto que su ajuste resultó de 209,81 y de 259,23 dólares por tonelada, respectivamente.

La cosecha de las variedades del trigo de invierno de los Estados Unidos, que avanzó sobre el 33% del área apta, continuó siendo uno de los principales fundamentos bajistas para el grano fino, incluso pese a que los resultados están por debajo de las expectativas iniciales.

En el mercado local, el interés de los exportadores volvió a estar concentrado ayer sobre la mercadería de la próxima cosecha. En efecto, el cereal con entrega en diciembre sobre Bahía Blanca se cotizó a US$ 188 por tonelada, con una baja de 2 dólares. En la zona de Rosario, la mercadería con ph 78 y 10,5% de proteína se mantuvo estable, en 190 dólares.

Las pocas ofertas hechas ayer por los molinos fluctuaron de 1900 a 2100 pesos por tonelada de trigo, según calidad, procedencia y forma de pago. En el Matba se registraron fuertes bajas, dado que los contratos julio y enero cerraron con ajustes de 238 y de 190 dólares por tonelada, con quitas de 10 y de 4 dólares.

Respecto del maíz, las pizarras de la Bolsa de Chicago mostraron bajas de US$ 0,59 y de 0,89 sobre las posiciones julio y septiembre, cuyos ajustes resultaron de 174,40 y de 171,94 dólares por tonelada. Al igual que la soja, el buen avance de la nueva campaña estadounidense no permite una acción concreta de los especuladores, dado que el clima aún se muestra amigable con los cultivos, más allá de los excesos puntuales de humedad en algunos estados.

El maíz argentino con entrega hasta el sábado próximo en Rosario se mantuvo estable, en $ 1250. No así la mercadería para las terminales de General Lagos y de Timbúes, cuyo valor bajó de 1250 a 1220 pesos. En Bahía Blanca y en Necochea, el maíz con entrega durante el mes próximo se cotizó a 150 y a 148 dólares, sin variantes. El cereal para descarga en julio/agosto en la zona de Rosario se negoció a 145 dólares.

Sería mayor el área sojera en los Estados Unidos

El próximo lunes, el Departamento de Agricultura de los Estados Unidos (USDA, en sus siglas en inglés) publicará su informe anual sobre superficies sembradas en el ciclo 2014/2015. En promedio, los operadores prevén el área estadounidense cubierta con soja en 33,29 millones de hectáreas, unas 280.000 hectáreas por encima del dato sostenido por el organismo en su reporte mensual de junio.

Si el USDA confirma la previsión del mercado y suma las 280.000 hectáreas a su proyección récord de 33,01 millones de hectáreas, estaría agregando 851.200 toneladas de soja a la cosecha, a partir de un rinde promedio calculado en 30,40 quintales por hectárea. Así, la producción de EE.UU. pasaría de los 98,93 millones de toneladas del último informe mensual a 99,78 millones.

Las áreas sembradas con maíz y con trigo fueron sostenidas por los operadores en 37,14 y en 22,60 mill./ha, respectivamente.

Por: Dante Rofi
Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.