La soja, una bomba de tiempo

Por Pablo Adreani Para LA NACION
(0)
17 de mayo de 2003  

Pasada la incertidumbre política los productores tienen por delante un segundo semestre para ir vendiendo los stocks de la actual campaña 2003. De acuerdo con el análisis efectuado hoy, los productores tienen 40 millones de toneladas sin vender que entrarán en el mercado indefectiblemente de aquí a los próximos meses.

En términos de divisas, el saldo sin vender equivale a US$ 5900 millones que la exportación deberá ir liquidando a medida que el flujo comercial se normalice.

Del total de divisas que queda por liquidar quedan en manos de productores cerca de US$ 4000 millones de todo el complejo soja, una bomba de tiempo que plantea un interrogante sobre el mercado. Respecto del trigo, quedan todavía por vender 8 mill./t por un valor bruto de US$ 1000 millones mientras que de maíz hay sin vender unas 6 mill./t por un valor bruto de US$ 650 millones.

En soja, el mercado está frente a una situación muy comprometida ante una potencial baja del los precios. En este sentido, sólo hay que ver la tendencia que está marcando Chicago para el largo plazo, con una caída de los precios de la soja de US$ 30 por tonelada entre la posición futura noviembre (largo plazo) y el julio (corto plazo). Esto no quiere decir que el mercado necesariamente tendrá que bajar pues se puede dar el caso de algún problema climático en Estados Unidos que impacte en forma alcista en los precios. Pero hay que considerar que es una tendencia altamente probable que podrá cumplirse en el caso de que los farmers no tengan ningún problema en el ciclo 2003/2004.

Cara o ceca

Entonces queda en evidencia que, en el nivel local, se está jugando a cara o ceca con el valor de 23,70 millones de toneladas de soja en manos de productores. En este sentido, los hombres de campo tendrían que tomar alguna cobertura en el mercado de futuros y opciones. De trasladarse a los precios domésticos la baja que indica el mercado de Chicago en la posición noviembre, los productores deberán afrontar una pérdida de u$s cercana a los US$ 710 millones.

En términos de almacenaje en los campos, hoy los productores tienen unos 7 mill./t de soja; 3,2 mill./t de trigo; 1,5 mill./t de maíz y 360.000 toneladas de girasol. Más de 12 mill./t equivalentes al 30% del total sin vender están almacenadas en los silos bolsa y otras instalaciones de campaña.

En mercados en suba, la sartén por el mango la tienen los productores, pero cuando los mercados bajan se da vuelta la ecuación y luego será demasiado tarde para lamentos. Es mucho lo que hay en juego y no se toma conciencia de la importancia que es tener una buena cobertura en mercados tan volátiles e inciertos.

El autor es analista de mercados y director de AgriPac Consultores.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.