La tecnología argentina en siembra directa llegó a Armenia

La puesta en marcha de la sembradora en Armenia
La puesta en marcha de la sembradora en Armenia Crédito: Indecar
(0)
16 de octubre de 2019  • 15:00

Se probó por primera vez una sembradora argentina para directa en Armenia. La máquina Guerrera 705, de la empresa Indecar, sembró trigo de invierno, y luego participará de diversas actividades en los campos del productor Artur Grigoryan.

La muestra se hizo en la localidad armenia de Mikhaylovka y se invitó a varios productores de la zona para ver trabajar al equipo y participar en charlas de siembra directa. Se sembró trigo de invierno sobre rastrojo de trigo en terrenos sobre laderas de montañas y en superficies más chicas que las acostumbradas en la Argentina. Estuvieron en el evento representantes de la Embajada argentina y la prensa local.

"Artur es un productor que se dedica a sembrar sus propios campos, brinda servicios a productores vecinos y es proveedor de varias clases de semillas", indicó el gerente comercial de la firma, Matias Basualdo. Además, anticipó la visita de varios productores armenios a la planta de Indecar a fin de año, debido al interés que demostraron en la siembra directa.

La sembradora se configuró especialmente para trabajar en ese tipo de suelo arcilloso (23 líneas a 21 cm, con doble disco desfasado, uno de 16 y uno de 15 pulgadas). Además, se equipó a la maquinaria con un cajón extra para fertilizante microgranulado.

La sembradora en su llegada a Armenia
La sembradora en su llegada a Armenia Crédito: Indecar

Basualdo, explicó el armado de la sembradora. Primero desembalaron la máquina y realizaron las tareas de "ensamblado de piezas como los trenes de ruedas, colocación y alineación de los discos turbos, ensamblaje de marcadores, colocación de lanza de transporte y de trabajo". En una segunda etapa colocaron los mandos completos para la semilla y el fertilizante, las tapas de tolva, los laterales estéticos, realizaron el control de ajustes de piezas y tensores, y se llevaron a cabo tareas engrase y control de nivel de aceite.

En la última etapa realizaron movimientos con el equipo en los campos. "Nos encontramos con condiciones extremas: caminos con muchas piedras, senderos angostos, y hasta tuvimos que cruzar un pequeño arroyo para llegar al campo de nuestro cliente", relató Basualdo. "Está siendo probada en condiciones muy poco usuales", dijo.

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.