De buena fuente. La venta de granos después del paro