Rincón Gaucho. La vocación de domar como herencia familiar