Los atractivos de un continente

El consultor brasileño José Rezende, de Pricewatehouse, afirma que América del Sur es, junto con Africa, la región del mundo con mejor perspectiva de crecimiento
Cristian Mira
(0)
26 de diciembre de 2009  

Los ojos de los inversores que están atentos a las oportunidades de negocios que aparecen en cualquier parte del mundo se están posando sobre América del Sur. Y, con más precisión, sobre la región del Mercosur.

Esa es la conclusión que se puede extraer de una entrevista con José Rezende, responsable de la división de Agronegocios de la consultora PricewaterhouseCoopers en Brasil, que recientemente estuvo de visita en la Argentina.

"América del Sur, junto con Africa, es la región del mundo con mayor potencial de crecimiento para la producción de alimentos", considera.

La disponibilidad de tierra y agua, dos recursos que todos están observando con mucha atención, señala Rezende, es el principal atractivo para quienes buscan oportunidades de negocios e inversión a nivel global.

Este fenómeno ya está siendo protagonizado por los productores agropecuarios argentinos que desde hace varios años adoptaron una estrategia de inserción regional y han logrado atraer inversores a sus esquemas de negocios.

"En los últimos 50 años la oferta creció por un aumento de la producción, pero ahora es la demanda la que está obligando a un incremento de los volúmenes de granos y carnes", sostiene.

El nuevo paradigma, explica Rezende, es el conformado por las cuatro F: food (alimentos), fiber (fibras), feed (alimento balanceado) y fuel (combustible). El agro, en el futuro, se desarrollará sobre esa base global. De allí que cada región encontrará su crecimiento en la capacidad de respuesta a esa demanda.

"Africa, en 20 años, tendrá tierras en producción que hoy no se utilizan. China ya lo está viendo y está haciendo inversiones allí", dice Rezende. Claro que no es el único país en prestarle atención a Africa. El Embrapa, organismo brasileño de investigación y extensión agrícola, está estudiando las condiciones de siembra de la caña de azúcar en el continente africano.

Otras regiones, en cambio, están encontrando su techo de producción. "Estados Unidos tiene limitantes de tierra, sólo podría crecer por mejora de la tecnología", sostiene.

Australia tiene limitantes por el clima desértico y la zona de Europa del Este, señalada como de gran potencial de desarrollo, ofrece serias dificultades por la organización de la tierra (en Ucrania, por ejemplo, la unidad económica es de 50 hectáreas) y por la falta de capacitación de la mano de obra.

El fenómeno brasileño

Con Rezende es inevitable analizar la posición de Brasil como potencia mundial en la producción de agroalimentos. Sostiene que una de las claves de ese rol que hoy ocupa el país vecino hay que encontrarla en el plan de estabilización de 1994 que inició Fernando Henrique Cardoso, primero como ministro de Economía y luego como presidente. A partir de allí, y de la continuidad con ese modelo que impulsó el gobierno de Lula, Brasil pudo exhibir reglas claras para el mediano y largo plazo.

El otro aspecto clave del crecimiento del país vecino hay que encontrarlo en la definición política que hizo Lula sobre la necesidad de convertir a las empresas brasileñas en compañías de carácter global.

El mejor ejemplo es la expansión de la industria frigorífica brasileña que tuvo el apoyo del Estado. "El Banco Nacional de Desarrollo (Bndes) hizo un aporte de capital de entre el 15 y el 20 por ciento en los frigoríficos que compraron plantas en Estados Unidos, Europa, Argentina, Uruguay y otros países", afirma Rezende. También señala que las empresas lácteas se están beneficiando de las políticas públicas que alientan la creación de empresas globales.

No obstante, Rezende destaca que Brasil tiene limitantes para crecer en su producción agroalimentaria. Entre ellas cita las deficiencias de infraestructura y el esquema tributario, caracterizado por su complejidad. "También se necesita mejorar el financiamiento, como el seguro rural", indica.

Cerca de las empresas

Rezende destaca que, cada vez más, los inversores externos visualizan a la región del Mercosur como un espacio único para la producción de alimentos y que muchos de ellos adoptan sus estrategias de negocios a partir de esa definición de largo plazo. Por ese motivo la consultora Pricewaterhouse proyecta brindar un asesoramiento de sus servicios en las principales regiones de la zona. Según informó Mariano Tomatis, responsable de Agronegocios de la consultora en la Argentina, próximamente abrirán un centro de agronegocios en Rosario para potenciar a las empresas agroalimentarias de la región.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.