Inversiones: las tierras destinadas a cultivo continuarán siendo la vedette. Los campos, con precios estabilizados