Los cinco desafíos que mueven al agro de Brasil y cómo impactan en la Argentina

João Carlos Marchesan, presidente de Abimaq
João Carlos Marchesan, presidente de Abimaq
Fernando Bertello
(0)
2 de mayo de 2019  • 18:00

RIBEIRAO PRETO, Brasil.- Al margen de la súper cosecha que logrará, en torno de los 228 millones de toneladas de granos, superior a los 221,4 millones de toneladas del ciclo agrícola pasado, el campo de este país tiene la mira puesta en cinco desafíos donde se mezclan el corto y el largo plazo. Algunos rozan a la Argentina, como es el caso del Mercosur, tema sobre el cual los empresarios brasileños también tienen puesto su foco.

En el marco de Agrishow, la mayor muestra de maquinaria agrícola brasileña, LA NACION entrevistó a Francisco Matturro, presidente de la feria y vicepresidente de la Asociación Brasileña de Agronegocios (Abag), a Pedro Estevão, presidente de la Cámara Sectorial de Máquinas y Equipos Agrícolas, y a João Carlos Marchesan, presidente de la Asociación Brasileña de la Industria de Máquinas y Equipamientos (Abimaq).

  • Carga impositiva-costos. En este punto, la preocupación de los empresarios del agro pasa tanto por los tributos pagados, la estructura del Estado y su burocracia como los costos laborales y hasta logísticos.

Según Estevão, "la carga tributaria llega al 34%" de peso sobre la actividad en su conjunto. "Estamos viendo con esperanzas las reformas del Gobierno en las jubilaciones, lo tributario y luego para la parte política", apuntó Matturro.

La administración del presidente Jair Bolsonaro tiene en marcha un proyecto de reforma jubilatoria que, según destacan en Brasil los defensores de la iniciativa, buscará hacer más equilibrado el sistema, tanto entre los sectores privado y público como en la cantidad de años aportados.

"Hay muchos jubilados y pocos aportando", indicó Estevão. Según este directivo, más allá de este tema, en Brasil hay "costos más caros que en Estados Unidos y Europa". También alertó que el déficit del Estado encarece el costo del dinero.

  • Infraestructura. Según Marchesan, hoy la producción brasileña luce diversificada, con actividades que van desde la producción de soja, caña, maíz, etanol, hasta las diferentes carnes. Sin embargo, reconoció que "el talón de Aquiles" está en la infraestructura. Hay regiones donde una tonelada de soja debe hacer más de 2000 kilómetros para llegar a los puertos.

"El 80% se transporta por camión, necesitamos más vías navegables y férreas. El gobierno actual está con diversos planes de concesiones y privatizaciones", dijo el presidente de Abimaq.

Brasil tiene una superficie total de 850 millones de hectáreas. De eso, 70 millones de hectáreas están para la agricultura. Marchesan creen que hay potencial para duplicar esa superficie o, al menos, en 5 años incrementarla un 20 por ciento. Desde hace varios años hay una ley por la cual entre el 20 y el 25% de una nueva área se tiene que dejar como reserva natural. En Brasil, en tanto, ya se aplica un modelo de integración entre agricultura, ganadería y forestación en 15 millones de hectáreas, según precisó Marchesan.

Francisco Matturro, presidente de Agrishow
Francisco Matturro, presidente de Agrishow

  • Conectividad. En Brasil, el 86% de la población, sobre un total de unas 210 millones de personas, vive en áreas urbanas. San Pablo y su región de influencia posee el 25% de la población total del país.

"¿Cómo se puede producir con poca gente en el campo? Con tecnología", reflexionó Matturro. Para Matturro, "el desafío más importante es la conectividad" y esto incluye la interconexión de las máquinas de los productores para una mayor eficiencia.

Al respecto, un grupo de firmas del sector (Baldan, Jacto, Jumil, Tatu Marchesan, MIAC, Stara y Vence Tudo) crearon lo que dieron en llamar el "Banco de Datos Colaborativos del Agricultor" (BDCA).

El BDCA busca integrar los datos generados por los equipos y sensores de todos los fabricantes, con acceso otorgado por los productores. La idea es que todos los datos estén en un único lugar y se almacenen en un banco de datos o nube. El productor tendrá autonomía para decidir qué información compartir.

Para los fabricantes, se trata de una chance para compartir parte de los datos generados en los campos para luego atender demandas de los productores. "Hay que hacer un trabajo muy fuerte por la conectividad. El productor se está llenando de datos y no sabe qué hacer", indicó el presidente de Abimaq.

  • Mercosur. Para destacar, los empresarios valoran la existencia del bloque regional, pero piden "perfeccionarlo".

"Tiene que mejorarse, debe haber una integración agrícola e industrial", precisó Marchesan. "Tenemos que complementarnos, pero por cuestiones políticas no funciona bien", agregó, por su parte, el presidente de Agrishow.

  • África. Los empresarios del agro de Brasil están, entre otros objetivos, con los ojos puestos en Nigeria. Y lo hacen en el marco de "Green Imperative", una iniciativa del gobierno nigeriano en asociación con la administración brasileña para desarrollar el sector agroindustrial del país africano con capacitación y equipamiento, por ejemplo.

El programa tiene una duración prevista de 10 años y un presupuesto de 1000 millones de dólares, con aportes de los bancos Deutsche Bank y garantías del Banco Islámico y el Bndes de Brasil, además del apoyo de Nigeria. Según se informó, el proyecto se encuentra estructurado alrededor del concepto de Centros de Servicios Agrícolas (CSA), que serán 780. Allí se harán capacitaciones, entrenamientos para quienes compren maquinaria brasileña y se brindarán servicios a pequeños productores.

Pedro Estevão, presidente de la Cámara Sectorial de Máquinas y Equipos Agrícolas
Pedro Estevão, presidente de la Cámara Sectorial de Máquinas y Equipos Agrícolas

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.