Confesionario técnico. Los fosfitos, verdaderos todo terrenos