Semillas: por qué se frustró su llegada al recinto de Diputados

Se retiró a semillas del plan de labor
Se retiró a semillas del plan de labor
Fernando Bertello
(0)
25 de abril de 2019  • 07:47

La ley de semillas finalmente quedó afuera del plan de labor para la sesión de ayer en la Cámara de Diputados de la Nación.

Hasta última hora de anteayer, el dictamen para modificar la ley que data de 1973 estaba para ser tratado en el recinto. Sin embargo, se resolvió retirarlo del plan de labor porque no terminaba de haber certezas sobre si la oposición, el peronismo moderado, iba a acompañar.

La iniciativa limita el uso propio e incorpora que los productores realicen un pago a las empresas de tecnología de semillas, exceptuando de esta responsabilidad a pueblos originarios, agricultores familiares y productores micropymes. El uso propio es la posibilidad del productor de soja y trigo de guardarse parte de la cosecha para volver a usar como semilla en la siguiente campaña. El proyecto también prevé, entre otros aspectos, que las compañías informen por cinco años a los productores las condiciones comerciales para el pago de su tecnología.

"Algunos actores que habían dado su acompañamiento prefirieron dar prioridad a otras cuestiones", contó una fuente consultada.

"Se fueron bajando y se decidió retirarlo", agregó. El oficialismo de Cambiemos no tenía más allá de 109 votos y requería el apoyo de la oposición. Hasta entrada la noche ayer eso estaba cercano, pero se fue diluyendo.

Algunas fuentes sostienen que se podría hacer otro intento para semillas en una sesión del 8 del mes próximo. No obstante, tampoco hay certezas sobre esa posibilidad. Sin embargo, en sectores de la cadena comercial tienen expectativas de que se logre consenso para esa fecha. "Es mejor esperar dos semanas más y conseguir los votos a que no se apruebe y pierda estado parlamentario", señaló una fuente.

Alfredo Paseyro, gerente general de la Asociación de Semilleros Argentinos (ASA), remarcó que la industria está "expectante" por semillas. "Seguimos interactuando con las instituciones, productores y los diputados. La industria continúa acompañando la decisión del Gobierno de tener una nueva ley y acompaña el dictamen en términos generales, si bien hay cuestiones particulares que nos gustaría mejorar", expresó.

Para el ejecutivo, la ley debe "dar previsibilidad a todos, al Estado, a los productores y a los que quieran venir a invertir a la Argentina".

Por el lado de la producción, en una entidad gremial lamentaron que el tema continúe sin abordarse. "No se entiende, es incomprensible, que a un tema tan importante para los productores, porque les permitiría acceder a nuevos paquetes tecnológicos y aumentar la producción, no se le de tratamiento y se siga postergando", indicaron en una de las organizaciones del agro.

Anteayer, la conducción actual de Federación Agraria Argentina (FAA) había pedido reformas a la ley que se impulsa. Entre otras demandas, FAA solicitó ampliar la cantidad de productores con derecho al uso propio gratuito.

"Demandamos se asegure que todos los pequeños productores y la mayor cantidad posible de medianos productores sigan estando amparados por el derecho milenario al uso propio gratuito de sus semillas. En palabras claras: reclamamos a los diputados y diputadas el máximo esfuerzo para que en la ley quede plasmado un umbral de agricultores exceptuados mucho mayor al de 3,8 millones de pesos de facturación anual que se habían propuesto. Los legisladores deben entender que los obligados al pago deben ser de una escala que no afecte al pequeño y mediano productor, que moviliza con su trabajo cotidiano el interior profundo del país", indicó FAA.

La entidad también solicitó declarar de orden público puntos como el derecho al uso propio gratuito y prohibir cualquier sistema compulsivo de cobro en los puertos o por productividad. "Seamos claros: cualquier ley de semillas que pretenda avanzar debe prohibir explícitamente y terminar con el nefasto sistema Bolsatech creado por Monsanto", apuntó. Así, para la conducción de FAA puede haber ley si se atienden, entre otras, estas demandas.

Según fuentes consultadas, la ampliación de la cantidad de productores para el uso propio gratuito planteada por FAA ya estaría resuelta desde que el Gobierno elevó el tope consideró para un productor micropyme a $10,15 millones.

Por su parte, como muestra de rechazo a la iniciativa de semillas, casi 50 entidades de base de la misma FAA se mostraron críticas en un comunicado. "Entidades de base de la Federación Agraria Argentina reafirmamos ante legisladores nacionales, cooperativas y demás integrantes de la cadena de semillas nuestro total rechazo a las modificaciones a la ley de semillas que un puñado de diputados pretende tratar en la Cámara..."

Agregaron que el dictamen del año pasado carece de consenso y, entre otras cosas, no está "a la altura de las necesidades" de los pequeños productores.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.