Mario Bragachini: del técnico al visionario que buscaba correr la frontera de la tecnología en el agro

Mario Bragachini, referente clave de la tecnología agropecuaria
Mario Bragachini, referente clave de la tecnología agropecuaria
(0)
2 de marzo de 2019  • 09:14

"La Argentina es un país técnica y tecnológicamente preparado para seguir la evolución de la cuarta revolución industrial y productiva que se define como industrialización 4.0 y también para transformar la eficiente matriz granaria primaria actual, insustentable económica y social, por otra más industrial, agroalimentaria y sustentable de alto valor agregado regional".

Esa frase, que dejó escrita en un artículo que INTA Manfredi difundió en diciembre pasado, es una síntesis concreta de lo que pensaba, creía y buscaba impulsar Mario Bragachini en el sector agroindustrial argentino.

Inquieto con lo que hacía, visionario, siempre anticipando tendencias, todo eso y mucho más fue Bragachini, quien falleció ayer a los 65 años.

Oriundo de Oncativo, Córdoba, en 1978 se recibió de ingeniero agrónomo en la Universidad Nacional de Córdoba (UNC). Dos años después, ingresó al INTA como becario en Manfredi. En 1985 fue nombrado técnico investigador agrícola en la misma unidad.

En su vida familiar, con Liliana tuvieron a Silvana, Guillermo y a Marcos.

Agricultura de precisión, siembra y eficiencia de cosecha, agregado de valor en origen, bionergía, fueron algunos de los temas que abordó y en los cuales se destacó desde el INTA Manfredi. Otra posición como coordinador del Programa Nacional Valor Agregado, Agroindustria y Bioenergía resume dónde estaba poniendo el foco.

Entre otros logros, encabezó la creación del INTA Propeco, el Proyecto para la Eficiencia de Cosecha que reunió a más de 40 técnicos de 16 unidades del INTA. También coordinó la creación del Propefo, el Proyecto para la Eficiencia de Forrajes Conservados.

Con su empuje a la agricultura de precisión todavía se recuerda el primer mapa de rendimiento en trigo en Manfredi en 1996. Entre otras actividades también hizo los primeros ensayos de almacenamiento de granos en bolsas plásticas.

Bragachini veía al agro también desde una óptica del impacto positivo sobre las comunidades y por ello bregaba.

"Agregar valor a nuestra producción también contribuye estratégicamente a solucionar problemas que superan al sector agropecuario en sí: aumentar el trabajo en los pueblos del interior, evitar los éxodos rurales, fortalecer la capacidad de la industria nacional y posicionarlas en mercados internacionales", escribió hace unos años.

Las empresas de maquinaria agrícola lo tenían como hombre de consulta obligada. Visitó decenas de veces exposiciones y ferias de maquinaria agrícola en el mundo buscando detectar innovaciones y analizarlas con el fin de darle un impulso en el país si podían ser útiles. Incluso acompañaba a productores a exposiciones como el Farm Progress Show donde hacía de facilitador de conocimientos. También promovía y alentaba a las compañías nacionales a desarrollos propios.

Para muchos de los cambios que consideraba necesarios veía clave la interacción público-privada. Así lo decía una vez: "Sabemos que la transformación de los granos en productos terminados implica un cambio de paradigma que no es sencillo dar y, por eso mismo, enfatizamos la necesidad de hacerlo de forma asociativa con pares o instituciones para potenciar las posibilidades ya latentes".

Bragachini también se preocupó por la proyección internacional de las empresas de maquinaria agrícola, aprovechando fortalezas del país como la siembra directa. Su presencia en misiones en Sudáfrica o en Venezuela en su momento son algunos de esos ejemplos.

En los últimos años venía insistiendo sobre tópicos como el automatismo, la robotización en la maquinaria, la inteligencia artificial, entre otros. Máquinas inteligentes, solía decir. Es que siempre buscaba estar más allá de la frontera de la tecnología.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?