Momento de cambiarsea sí mismo

Ignacio Jauregui
(0)
16 de febrero de 2013  

Me desempeño como asesor CREA y consultor de empresas agropecuarias ubicadas en la cuenca del Salado y el sudeste de la provincia de Buenos Aires.

En los últimos años, la actividad ganadera estuvo expuesta a una serie de factores externos como cambios climáticos y coyunturales. Ejemplo de ello lo fueron la sequía de 2007/2008 y la posterior recuperación de los valores de la hacienda en general, que impulsaron grandes reestructuraciones de los sistemas ganaderos vigentes.

Considero que estos factores, entre otros, causaron que en el sector ganadero se abriese una brecha entre los productores, generando, a mi criterio, dos tipos de empresas:

  • 1) Las clásicas producciones tradicionales en las cuales la aversión al riesgo y la no adopción de cambios ni de tecnología fue y es una constante.
  • 2) Los productores que tuvieron que transformarse en empresarios agropecuarios, tomar decisiones, ejecutarlas y realizar el seguimiento de estas modificaciones.
  • Es allí en donde estamos llevando a cabo diferentes técnicas tales como inseminación artificial, destete anticipado, uso de sorgos diferidos, praderas, pastoreos horarios, tercerización de trabajos de manga con equipos de profesionales capacitados (desparasitaciones y vacunaciones) y uso de cuatriciclos en reemplazo de caballos, logrando una mayor eficiencia y operatividad del personal.

    El objetivo de estas técnicas es lograr mayor intensificación y eficiencia de los sistemas, basándonos en la capacitación de los equipos de trabajo como pieza fundamental.

    Con este escenario logramos una mayor rentabilidad en nuestra actividad, asumiendo tener algunas características propias, tales como altas inversiones en pesos por hectárea (tres o cuatro veces más que la agricultura), personal altamente capacitado para manejar las nuevas prácticas, empresarios dispuestos a adoptar tecnología y capacitarse para controlar efectivamente los sistemas productivos y asesores capaces de evaluar y diseñar modelos específicos para cada unidad productiva.

    Si usted cree que este último modelo esta dentro de sus prioridades, debería pensar y actuar en organizar su empresa para el futuro. Recordemos que "todos piensan en cambiar el mundo, pero nadie piensa en cambiarse a sí mismo" (Alexei Tolstoi).

    ENVÍA TU COMENTARIO

    Ver legales

    Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

    Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

    Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?