Momento para calibrar las oportunidades

Si el clima acompaña, en la próxima campaña podría haber buenas rentabilidades
Si el clima acompaña, en la próxima campaña podría haber buenas rentabilidades
Diego de la Puente
(0)
19 de mayo de 2018  • 02:00

Es interesante reconocer que desde hace por lo menos cinco o seis campañas las cotizaciones de los granos no muestran los valores que actualmente se observan para la temporada 2018/2019. Pero más sugestivo todavía es que los buenos precios previstos para las posiciones de la nueva cosecha se visualizan para todos los productos.

Con valores del trigo a enero 2018 que "coquetean" permanentemente con los 200 dólares por tonelada; del maíz abril por encima de los 180 dólares (el contrato julio en el orden de los US$175), y con una soja que ya supera los 300 dólares para mayo del próximo año, el sector más dinámico de la economía argentina ya comienza a calentar motores.

Si el clima acompaña este año, muchos podrán lograr buenas rentabilidades a estos precios, aunque para la gran mayoría alcanzará para cubrir los desastres de la actual campaña. Es que con la sequía durante casi todo el período crítico de los cultivos de maíz y de soja, si algo le faltaba a este año son las torrenciales lluvias acaecidas durante el momento de cosecha, que continúan "lacerando" la economía de los productores agropecuarios.

Por otro lado, ya se largó la siembra en Estados Unidos y más allá de algunos retrasos iniciales en la implantación del maíz y de los trigos de primavera, durante la última semana se logró avanzar con celeridad como para no modificar sustancialmente el posible "switch" de área entre el forrajero y la oleaginosa. Sin embargo, los momentos de turbulencia van a llegar hacia los meses de julio y de agosto, cuando ambos cultivos tendrán que atravesar sus respectivos momentos críticos de floración y de llenado de grano, respectivamente.

Mercado herido

Tal como lo comentara en el anterior artículo -21 del mes pasado-, la sequía sudamericana junto con la menor área estimada por el Departamento de Agricultura de los Estados Unidos para dicho país ejercerán una fuerte presión sobre el mercado de Chicago al momento de la definición de los rendimientos. La plaza granaria internacional está herida, lastimada, y la única forma en que puede sanar es con una gran cosecha estadounidense. El problema es que con menor área estimada, el clima y los rindes deberán ser casi perfectos.

Sin lugar a dudas, los actuales niveles de precios para la próxima temporada hace muchos años que no se visualizan. Y ello representa una gran oportunidad para efectivizar coberturas. No obstante, cualquier "desliz" productivo en el país del norte podría conllevar mayores incrementos en las cotizaciones.

Por tal motivo, la consecución de las estrategias a definir para la próxima campaña deberían tener en cuenta esta consideración.

En todo caso, deberíamos tener en cuenta en sentido bajista la posición "sobrecomprada" de los fondos de inversión, junto con la apreciación del dólar en relación con otras monedas como principales factores.

Pero en definitiva, las estrategias más flexibles, tales como la compra de puts o la venta con compra de calls, se esgrimen como las más interesantes de todas. Debemos tener presente que, en última instancia, de lo que se trata es de hacer una buena administración del riesgo.

El autor es socio de Nóvitas SA

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.