Suscriptor digital

Novillos y trigo en el tambo

(0)
25 de marzo de 2000  

La crisis que vive la lechería, fundamentalmente por el precio que se le paga al tambero por el fluido, forzó a muchos productores a diversificar la actividad.

"En estos momentos vemos que el precio del novillo está firme, entonces los tamberos vamos a criar los terneros Holando, que antes vendíamos no bien descalostrados", dijo el titular de la Asociación Criadores Holando Argentino, Leslie Widerson.

"Pero también hay otros tamberos en la zona de Navarro que en 50/60 hectáreas de las pasturas más viejas comenzaron a sembrar trigo para obtener algún recurso adicional", comentó el dirigente. En el stand que la entidad levantó en la ExpoChacra, Widerson resumió así las inquietudes expresadas por los asociados durante la muestra realizada en Santa Fe.

"Por mi parte, voy a engordar novillos para venderlos en categoría pesados (450/500 kilos)", sostuvo el dirigente y productor de una explotación ubicada entre las localidades bonaerenses de Pilar y Exaltación de la Cruz.

"Antes era mala palabra hablar de carne de macho Holando, ahora vemos que hay interés en estos cortes pesados para exportación. Ya hay frigoríficos que están comprando estos novillos en Santa Fe", agregó.

-¿Qué cortes buscan?

-Básicamente, los más finos: lomo, peceto y nalga. El clásico costillón (asado) se está vendiendo en el mercado local.

-¿Y los precios del novillo en pie?

-Están entre 90 y 95 centavos, ligeramente por debajo del clásico novillo continental.

-¿Esta diversificación es una posibilidad real para superar la crisis?

-Es una posibilidad para poder sobrevivir hasta que se revierta el punto principal de la crisis del sector: el precio de la leche.

ADEMÁS
Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?