Nueva caída del valor de la soja en la Bolsa de Comercio de Rosario

Las fábricas redujeron de 9100 a 9000 pesos por tonelada su propuesta; los exportadores volvieron a proponer 9500 pesos
Las fábricas redujeron de 9100 a 9000 pesos por tonelada su propuesta; los exportadores volvieron a proponer 9500 pesos Fuente: Archivo
Dante Rofi
(0)
10 de abril de 2019  • 01:45

Por tercera rueda consecutiva, las fábricas procesadoras recortaron ayer sus ofertas por la tonelada de soja para las entregas sobre el Gran Rosario. En esta ocasión el ajuste fue de 9100 a 9000 pesos por tonelada y amplió a $500 la caída del valor de la oleaginosa en lo que va de esta racha bajista. En el mismo período, los exportadores de poroto de soja mantuvieron sus propuestas firmes, en 9500 pesos por tonelada.

Ayer también volvió a caer el valor de la soja para las entregas diferidas a mayo, de 210 a 205 dólares por tonelada. En las tres últimas ruedas esta opción se depreció un 8,89%, desde los 225 dólares vigentes al cierre del jueves pasado.

Los valores ofrecidos por los compradores de soja quedaron nuevamente lejos de la capacidad teórica de pago, que fue calculada en 10.138 pesos por tonelada por la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR) y en 10.092 pesos por la Secretaría de Agroindustria de la Nación.

En el Mercado a Término de Buenos Aires (Matba) la posición mayo de la soja bajó US$0,30 y cerró con un ajuste de 224,50 dólares por tonelada, mientras que el contrato julio sumó US$0,30 y terminó la jornada con un valor de 232 dólares.

Sin cambios cerraron ayer los precios de la soja en la Bolsa de Chicago, donde los contratos mayo y julio se mantuvieron con ajustes de 330,24 y de 335,01 dólares por tonelada.

Ayer el Departamento de Agricultura de los Estados Unidos (USDA, por sus siglas en inglés) publicó el informe mensual con sus estimaciones sobre oferta y demanda de granos en el nivel mundial. En él, el organismo redujo muy levemente su previsión sobre las existencias finales estadounidenses 2018/2019, de 24,49 a 24,37 millones de toneladas. Sin embargo, el dato se mantuvo muy por encima de los 11,92 millones dejados por la campaña anterior.

En cuanto a Sudamérica, el USDA elevó de 116,50 a 117 millones de toneladas la proyección sobre la cosecha de soja en Brasil y mantuvo en 55 millones el cálculo para la Argentina.

Maíz bonificado

En el mercado de maíz local los exportadores volvieron a bonificar las entregas diferidas, como una forma de descomprimir las descargas y de garantizarse el abastecimiento fluido de mercadería. Así, propusieron 6000 pesos por tonelada con entrega entre el 15 del actual y el 15 del mes próximo sobre las terminales del Gran Rosario. Por el cereal con descarga inmediata la propuesta fue de 5800 pesos.

Para los puertos de Bahía Blanca y de Necochea los compradores volvieron a ofrecer 140 dólares por tonelada de maíz disponible.

La Bolsa de Cereales de Buenos Aires (BCBA) informó que los consumos propusieron entre 5080 y 5900 pesos por tonelada de maíz, según condición, calidad, procedencia y forma de pago.

En el Matba, la posición abril del maíz cerró sin cambios, con un ajuste de 137 dólares por tonelada, en tanto que el contrato julio bajó US$0,50 y terminó la jornada con un valor de 130 dólares.

Al igual que la soja, el maíz estadounidense cerró ayer sin cambios en la Bolsa de Chicago, donde las posiciones mayo y julio quedaron con ajustes de 141,72 y de 145,07 dólares por tonelada.

En su informe mensual, el USDA elevó ayer de 46,62 a 51,70 millones de toneladas su estimación sobre las existencias finales de maíz en los Estados Unidos. Si bien el mercado esperaba un incremento del stock, el promedio de las previsiones privadas, de 50,57 millones, también fue superado por la cifra oficial. Las razones dadas por el organismo fueron los recortes en las proyecciones del uso forrajero; del uso total (con el etanol incluido), y de las exportaciones.

Respecto de las cifras para América del Sur, el USDA elevó de 94,50 a 96 millones de toneladas su cálculo sobre la producción brasileña de maíz y de 46 a 47 millones su previsión para la Argentina. En su informe mensual, el organismo ubicó a Brasil como el segundo proveedor global del cereal, al elevar su saldo exportable de 29 a 31 millones de toneladas. Las exportaciones argentinas también fueron estimadas en alza, de 30 a 30,50 millones.

Trigo con altibajos

Por tonelada de trigo disponible los exportadores mejoraron ayer sus ofertas para la zona del Gran Rosario, de 170 a 175 dólares por tonelada, mientras que para Bahía Blanca y para Necochea volvieron a proponer 175 y 170 dólares, respectivamente.

El grano de la próxima cosecha, para las entregas entre diciembre y enero sobre el Gran Rosario, se mantuvo estable en 160 dólares por tonelada.

En el Matba el saldo de la rueda fue negativo, dado que los contratos julio y enero del trigo perdieron US$1,50 y 2,50, mientras que sus ajustes fueron de 182,40 y de 165,50 dólares por tonelada.

La BCBA informó que los molinos pagaron ayer entre 6900 y 8650 pesos por tonelada de trigo, según calidad, procedencia y forma de pago.

El trigo estadounidense no logró la estabilidad mostrada ayer por los granos gruesos. En efecto, las posiciones mayo y julio en la Bolsa de Chicago retrocedieron US$2,11 y 1,75 al terminar la jornada con ajustes de 168,84 y de 170,49 dólares por tonelada. En Kansas, los mismos contratos resignaron US$1,47 y terminaron la rueda con valores de 157,08 y de 159,84 dólares.

En su informe mensual, el USDA elevó ayer de 28,72 a 29,58 millones de toneladas su previsión sobre las existencias finales estadounidenses de trigo 2018/2019 y las ubicó por encima de los 29,18 millones estimados por los operadores. Como ocurrió con las cifras del maíz, el incremento estuvo relacionado con un menor uso forrajero, con un menor uso total y con menores ventas externas.

Sin embargo, el principal factor bajista para las cotizaciones del trigo de los Estados Unidos fue el informe semanal sobre cultivos, que el organismo publicó anteayer, tras el cierre de los negocios. En ese trabajo el organismo elevó del 56 al 60% la proporción de trigos de invierno en estado bueno/excelente y la dejó muy lejos del 30% vigente un año atrás.

Para la Argentina el USDA mantuvo ayer su estimación de cosecha de trigo en 19,50 millones de toneladas, pero redujo de 14,20 a 13,70 millones su previsión sobre las exportaciones 2018/2019.

Por: Dante Rofi

Conforme a los criterios de

Más información
ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.