Nueva herramienta para la exportación

Análisis: el laboratorio de la Bolsa de Comercio de Rosario identificará la presencia de material transgénico.
(0)
25 de marzo de 2000  

En pocos años, la biotecnología ha avanzado de manera vertiginosa, pero a pesar de los aparentes beneficios que ésta produce sobre los cultivos y la tranquilidad que les proporciona a los productores, a nivel internacional se alzan algunas voces en su contra.

La Unión Europea (UE), que lleva el estandarte de quienes se muestran reacios a la manipulación genética, es partidaria de la incorporación de un etiquetado que informe de la presencia o ausencia de organismos genéticamente modificados (OGM), o su utilización, en la elaboración del producto o subproducto que ingresen en el bloque comercial.

Para afrontar las exigencias de estos compradores, el Laboratorio de Genética Molecular de la Bolsa de Comercio de Rosario ha puesto a disposición de productores, acopiadores y exportadores un nuevo servicio de identificación de OGM en soja y maíz.

Este servicio, lanzado el martes último, será -según destacaron los responsables del emprendimiento- una herramienta más a la hora de salir a comercializar la producción local.

El gerente del laboratorio, Salvador Addamo, señaló que el análisis informa qué característica genética tiene la semilla que ingresa, y extiende una certificación con un grado de confiabilidad superior al 99%. "Debemos aclarar que esto no significa que rotularemos mercadería, el objetivo es proveer un servicio que facilite la inserción de los productos, respondiendo a una demanda específica del sector exportador ante las exigencias de los compradores internacionales."

El laboratorio de la Bolsa de Comercio de Rosario -próximo a ser acreditado bajo las normas ISO- es uno de los primeros en realizar un estudio para comprobar si el material analizado ha sido o no modificado genéticamente. Si bien otros laboratorios, fundamentalmente de instituciones oficiales, hace este estudio, su fin es la investigación.

"Este centro de análisis está abierto para cualquier persona o institución que solicite este o cualquier otro estudio relacionado con el mercado granario", dijo el responsable de la promoción del laboratorio, Daniel Troiano.

Un análisis complejo

La detección de semillas provenientes de OGM se basa en el método de reacción en cadena de la polimerasa (PCR), que amplifica geométricamente los genes introducidos en las plantas permitiendo certificar muestras con un altísimo grado de confiabilidad. Vale señalar que esta técnica es reconocida en el nivel mundial y aceptada, particularmente, por la UE.

"Debido a la complejidad del análisis, la Bolsa celebró un convenio con el Centro de Estudios de Fotosíntesis y Bioquímica (Cefobi) de la Universidad Nacional de Rosario, dependiente del Conicet. A través de este acuerdo pusimos a punto las técnicas y empezamos a brindar el servicio", explicó Troiano.

Para realizar el estudio son necesarios 500 gramos del producto y el costo inicial por cada muestra es de $ 350. Para acceder al mismo no es necesario ser miembro ni socio de la Bolsa de Comercio de Rosario.

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.