Obras que reclama la logística del transporte

Federico Romanella
(0)
16 de junio de 2012  

La producción de granos en la Argentina se transporta un 84 por ciento en camiones, un 14,5% en ferrocarril y el restante 1.5% por vía fluvial.

Las tarifas estimadas en dólares por tonelada/kilómetro para el camión oscilan entre 0,08/0,10; 0,034/0;036 para el ferrocarril y entre 0,017/0,019 para el fluvial. El camión cuesta casi 3 veces más que el ferrocarril y más de 5 veces que el transporte fluvial.

Un camión puede transportar 28 toneladas, un ferrocarril compuesto por 30 vagones, 1200 y cada barcaza, 1500 toneladas. El remolcador que las conduce puede acarrear un convoy de 16 barcazas transportando 24.000 toneladas. Es decir, cada convoy puede transportar el contenido de 857 camiones o 600 vagones.

En el decenio 2001-2011 se produjeron en la Argentina 82.132 muertes, un promedio superior a 22 muertes por día. En 2000-2010 el parque automotor aumentó un 52%, hoy existen más de 10 millones de vehículos.

La infraestructura vial no creció al mismo ritmo que el parque automotor. Nuestra red de rutas tiene 230.000 kilómetros, de los cuales el 17% corresponden a la red nacional y el 83% a la red provincial. De la red nacional el 87% está pavimentado, en la provincial sólo el 20%. De los 230.000 km, el 43% es utilizable todo el año.

En cuanto al ferrocarril, llegaron a existir 47.000 kilómetros de vías, siendo una de las redes más grandes del mundo. En la actualidad hay 28.000 kilómetros, un 40% menos. El tren de cargas es un excelente medio de transporte para mercaderías de mucho volumen. Es competitivo en costo para distancias largas, genera menor contaminación ambiental y tránsito vehicular y posee un bajo índice de accidentes. Pese a estos datos, es muy bajo el volumen de granos transportado por este medio. Las causas: excesivos tiempos de espera para la carga y el traslado de la mercadería, problemas en las vías y puentes, inseguridad, entre otros.

El transporte fluvial es aún más competitivo, también genera un menor deterioro del ambiente y presenta un bajo índice de accidentes. Sus limitantes: desequilibrio entre el tráfico de bajada y de subida, el movimiento de Norte a Sur es cuatro veces más fluido que en el sentido opuesto, y en segundo lugar, falta inversión en balizamiento y dragado desde Santa Fe hacia el Norte. Esto genera que las bajantes de los ríos, en determinados momentos del año, permitan transportar menor carga para cruzar zonas difíciles. La realización de estas obras permitiría la navegación todo el día y todo el año.

Dado que la incidencia del flete en el costo de los productos agrícolas es alta, la Argentina tiene un gran margen para mejorar su competitividad. Para ello debe realizar inversiones en rutas de dos carriles, construir túneles o puentes para evitar que las rutas sean cruzadas al mismo nivel por ferrocarriles y otras carreteras, aumentar la pavimentación de la red provincial, mejorar las señalizaciones y generar mayores controles por parte de las autoridades.

En cuanto al ferrocarril, es necesario actualizar el material rodante, realizar mantenimiento de vías, agilizar la carga y descarga y realizar inversiones para lograr una mejor conectividad entre el camión y la vía fluvial. Y por último, la red fluvial requiere nuevas obras de dragado, balizamiento y señalizaciones, y actualizar y aumentar el material rodante.

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.