Pablo Vaquero: "el algodón se potenciará con nuevos eventos biotecnológicos"

Pablo Vaquero
Pablo Vaquero Crédito: Ignacio Sanchez
Cristian Mira
(0)
17 de noviembre de 2018  • 02:00

El crecimiento de las economías regionales no depende solo de la mejora del tipo de cambio. Sin las innovaciones, los cultivos industriales pierden posiciones frente a competidores que están a la vanguardia de la tecnología. Y el algodón no es la excepción. Pero, Pablo Vaquero, presidente de Gensus, una compañía semillera argentina, sostiene en esta entrevista con LA NACION que el país está en camino de resolver su "atraso tecnológico".

-¿Cuáles son las perspectivas de la campaña de algodón?

-Hay varios factores que inciden en tener una mirada optimista. Por un lado, la rentabilidad relativa del algodón con respecto a la soja, girasol u otros cultivos favorece a los primeros en particular en la zona del NOA. También afecta de manera positiva el contexto internacional por una mayor demanda esperada de China, que viene reduciendo sus stocks de intervención y aumentando sus importaciones. Eso plantea una mejora de los precios internacionales. Y a pesar del atraso tecnológico en materia de genética y biotecnología -y que vamos camino a resolverlo en muy poco tiempo-, la calidad de la semilla fiscalizada sembrada, las condiciones sanitarias favorables (se registraron menos ataques de picudo algodonero) y las buenas prácticas desarrolladas por los productores, dieron por resultado aceptables rendimientos en fibra en casi todas las regiones en secano y bajo riego.

-¿Qué evaluación hace del marco regulatorio que comenzó con la resolución 579/17 para determinar el origen legal de la semilla de algodón?

-Las acciones que viene realizando el Gobierno (Inase y Senasa principalmente) han sido muy efectivas, ya que se basan esencialmente en las normas vigentes. Por un lado se consiguió la obligación del productor de solicitar la autorización al obtentor cuando mueve su semilla desde su campo para ser tratada y deslintada. Por otra parte, la revitalización del acuerdo de Opción de Renovación de Licencia (ORI) y la conformación de un Grupo de Tecnología por el Algodón (GTA), integrado por grandes productores, INTA y gobiernos provinciales, sumado a una mayor fiscalización, dieron por resultado que en la campaña anterior se duplicara la superficie de semilla fiscalizada pasando de 12% a 22% según Inase, en tanto que la captura de valor total pasara del 23% al 60%.

-¿Por qué dice que la Argentina está atrasada tecnológicamente en algodón?

-Ello se comprueba con solo comparar los eventos biotecnológicos y la cantidad de variedades registradas en nuestro país respecto los principales competidores. El último evento en algodón liberado comercialmente en Argentina es el BGRR (resistencia a glifosato y resistencia a lepidópteros -proteína Bt- que tiene ya casi diez años en el mercado y la última variedad lanzada es la DP 1238 con 5 años de antigüedad. Para esta campaña el productor solo cuenta con cuatro variedades, mientras que Brasil, no menos de 50. Pero además, los productores brasileños disponen dos generaciones de eventos superiores como son los de Bayer -BGIIRR Flex y BGIIIRR Flex y traits stakeados de Basf que completan un oferta de semillas que duplican el rendimiento por hectárea y mejoran sustancialmente los rendimientos en fibra. Australia es el país con mayor rendimiento en el mundo, a pesar de las condiciones climáticas adversas (este año con una fuerte seca en la mayor región algodonera), apalancado por eventos y germoplasma adaptado. Y los EE.UU. son líderes tanto biotecnología como en edición génica.

-Si se incorporaran las nuevas tecnologías al algodón ¿podría crecer el área sembrada y aumentar la producción?

-Sin duda, las nuevas tecnologías, además de las ventajas ambientales y una mejor respuesta a malezas e insectos que ofrecen, aportarán un mayor rendimiento en algodón en bruto y en fibra. Por ejemplo las nuevas variedades de INTA recientemente inscriptas y que empezaremos a multiplicar en esta campaña, muestran un rinde en fibra de 40%, frente a las actuales variedades. Naturalmente, ello redundará en nuevos incentivos para crecer en área y producción en los próximos años, situación que se potenciará con el ingreso de nuevos eventos biotecnológicos.

-¿Cómo está actuando la cadena del algodón con respecto al nuevo marco legal? ¿Y el INTA y los gobiernos provinciales?

-Desde hace años vemos que el productor algodonero viene reclamando entre otras cosas, contar con nuevos materiales que les permitan dar sustentabilidad a su negocio. Quizás algunos entendieron que la forma era sembrar semilla ilegal, como la detectada recientemente por Inase, una oportunidad individual que pone en riesgo a toda la cadena en su conjunto y al sistema regulatorio del país. No obstante, la reacción que percibimos desde GTA, del INTA y de los gobiernos provinciales apunta a un sinceramiento y la búsqueda de un mayor ordenamiento en el comercio de semillas. Se debe seguir trabajando de manera integrada, los productores, los obtentores, los proveedores de nuevas tecnologías, el gobierno, profundizando los cambios iniciados. Estamos seguros que en ese camino virtuoso, no hay limites para el crecimiento del cultivo.

-Recientemente el INASE detectó en varias provincias semilla OGM no autorizada en el país ¿cómo lo evaluaron en Gensus?

-La multiplicación, comercio y siembra de semilla con transgénicos no autorizados, constituye una violación a las normas vigentes y representa un riesgo para todo el proceso de comercialización de los productos o subproductos de su cultivo, como así también representa un riesgo para el medio ambiente, la salud humana y animal y los mercados internacionales. Esta definición de Inase expresa nuestro pensamiento, ya que desalienta la inversión en el mercado de semillas. Pero también refleja los años de desatención que ha tenido el cultivo, sin una clara política algodonera, desarticulación de los actores y por ende baja o nula oferta de semilla competitiva. Desde que nace Gensus nos comprometimos a interactuar con todos y en beneficio del cultivo en su conjunto, procurando recrear un ambiente favorable para interesar a las empresas de tecnologías a lanzarlas comercialmente, afianzando el vinculo con los gobiernos provinciales y trabajando codo a codo con el INTA y sus investigadores.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.