Pedro Borgatello y su amor a primera vista con Brangus

Hace 30 años compró en la Rural de Jesús María su primer lote y, hoy, las expone
(0)
24 de septiembre de 2005  

JESUS MARIA.- "El mío fue un amor a primera vista", contó Pedro Borgatello, uno de los más antiguos cultores del Brangus en Córdoba, que con su cabaña Quilpo Norte acaba de culminar en la Exposición Rural de Jesús María una buena temporada de competencias ganaderas.

En esta muestra, un clásico del norte cordobés, obtuvo tanto el Gran Campeón Macho como la Gran Campeón Hembra. Viene de otras muestras, en las cuales cosechó varios premios.

En Jesús María, los cabañeros cordobeses -que pisan también con éxito el escenario nacional- se sacan chispas. Es una de las exposiciones que ha logrado conservar su tradición ganadera, no obstante el avance arrollador de la agricultura.

El amor a primera vista de Borgatello (59 años, casado con Susana Neuman, 4 hijos) con Brangus nació hace tres décadas, en las mismas instalaciones de Jesús María, donde ahora expone como cabañero. Unos pocos años después, formaría su primer cabaña, Las Chilcas, continuada por Quilpo Norte. Entre una y otra, hay toda una historia de la ganadería cordobesa, o mejor dicho, de su tránsito del Norte a zonas más inhóspitas del Noroeste.

"Es un buen año para la cabaña, hemos tenido muy buenas ventas. Este año dimos el primer remate en Formosa. Vendimos 50 toros a algo más de $ 5800 de promedio. Fue una excelente venta", arrancó Borgatello.

-¿Cuántos años hace que se convirtió en cultor del Brangus?

-Desde 1975.

-¿Fue uno de los primeros?

-Primerizo, primerizo, no. Los iniciadores fueron de Indunor, en la cual estaba Carlos Dowdall, primer presidente de la Asociación de Brangus. Después, entre los cordobeses, Anselmo García, uno de los que inició la raza Brangus.

-¿Y qué le vio a la raza?

-Fue un amor a primera vista. Habíamos comprado un campo cerca de Villa María de Río Seco, Las Chilcas. Y había hacienda de todo tipo, cruza, cebú. Yo vengo del Sur, de Adelia María. Para mí, era un mundo nuevo. Y no me gustaba la hacienda. Y un día, en la Rural de Jesús María, vi un lote de Brangus. Y pensé: "Eso es lo que tenemos que hacer". Por eso fue un amor a primera vista. Creo que no me equivoqué.

-¿Por qué se les dio por venirse al norte de Córdoba?

-Mi padre era mucho mas agrícola que yo. En esa época, el que se dedicaba a la agricultura todo lo que lograba, con seguridad, era andar engrasado desde la gorra hasta las alpargatas. Si no era la piedra, era la helada o la falta de lluvia: el negocio era malo. El ganadero, por el contrario, vivía relativamente bien. Y, además, me gustan las vacas, los caballos, las ovejas, las gallinas.

-O sea que, aquí, en el Norte, vio crecer al Brangus ...

-Sí, la raza fue muy importante para la zona y para el país. Cumplió un papel fundamental. Ahora, la agricultura corrió a la ganadería y al Brangus. En el Norte queda muy poco.

-¿Qué pasó con el campo Las Chilcas?

-Se vendió. Actualmente, es una zona casi totalmente agrícola.

-Y se fue a Cruz del Eje...

-Hace unos 7 años. Es una zona mucho más dura, pero sin posibilidades para la agricultura. Eso hace que los precios sean distintos.

-¿Aunque ahora también han cambiado allí, no?

-Sí, pero es impensable que la hectárea llegue a valer lo que cuesta en las zonas agrícolas. En Cruz del Eje valen 2000 dólares.

-El Brangus se está vendiendo muy bien en el NEA Y NOA?

-Sí, porque se están poblando de ganadería. El norte del país y Formosa son lo que era el norte de Córdoba hace 20 años. Y está habiendo una invasión. Hicimos nuestro primer remate en Formosa debido a que el mercado está allá.

-¿Y la cabaña se va para allá o se quedará en Córdoba?

-Va a quedar en Córdoba, pero estamos creando una en Formosa.

-¿O sea que hay también un desplazamiento de la cabaña hacia aquella zona?

-No, vamos a seguir en Córdoba, nada más que nos queremos ampliar. Yo soy un ferviente defensor del Mercosur y si éste se da, la ganadería va a estar en el norte de la Argentina, Paraguay y parte de Brasil.

-¿Usted no se ha sentido tentado por el Braford? ¿Brangus o Braford?

-No, siempre Brangus. Porque haciendo todo el círculo, creo que tiene ventajas sobre el Braford como creo que lo tiene el Angus sobre el Hereford: menos gastos de veterinario, menos mortandad, es algo mas rústico.

-En suma, a pesar de los vaivenes de la ganadería, usted apuesta a ella?

-Un día me dijeron que la Argentina es el país del futuro. Pero siempre va a ser del futuro, dentro de 100 años van a seguir diciendo eso. Nunca vamos a llegar al futuro. No sé si será así, pero yo pienso que tenemos futuro, por la agricultura y la ganadería, en el lugar que convenga hacerla. Y hay mucho por hacer. El promedio de preñez apenas si supera el 50 por ciento. Así que mire si hay para mejorar y hacer.

En cuanto a los otros campeones, en la misma raza Brangus, otro establecimiento cordobés de Villa del Totoral, El Mayoral, consiguió el Reservado de Gran Campeón Macho. En la otra raza que se disputa los nuevos territorios ganaderos, Braford, se llevó los Campeones Individuales Macho y Hembra de Jesús María, la cabaña El Guadal.

En Angus, las cucardas de Gran Campeón Macho fueron para El Arabe de Edel Arja y la Hembra para Don Lucero de Cohihue. En Polled Hereford, el premio de Gran Campeón Macho se lo llevó cabaña Las Marías de Claudio Gatti y la Hembra cabaña La Juanita de Italo Cravero. En Limousin, el gran Campeón Macho lo obtuvo la cabaña Santa Sofía.

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?