Por la crisis sanitaria mundial, los granos acentuaron su caída en la Bolsa de Chicago

El maíz retrocedió un 2,5%; la soja, un 1,5%, y el trigo, un 1,7%; crece la incertidumbre sobre el comercio global
El maíz retrocedió un 2,5%; la soja, un 1,5%, y el trigo, un 1,7%; crece la incertidumbre sobre el comercio global Fuente: Archivo
Dante Rofi
(0)
12 de marzo de 2020  • 19:18

Luego que el presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, anunció en la noche del miércoles que suspenderá los vuelos desde Europa para procurar contener la pandemia de coronavirus, el camino descendente del valor de los granos en la Bolsa de Chicago –como el de los principales indicadores bursátiles– quedó sellado. Si ya había temor por las consecuencias de la crisis sanitaria sobre las finanzas globales, las palabras del mandatario de la primera economía mundial lo confirmaron.

De principio a fin, las pizarras del mercado estadounidense de materias primas agrícolas mantuvieron inalterable un tono rojo. Al momento de fijar los ajustes, las posiciones marzo y mayo de la soja reflejaron pérdidas de US$4,68 y de 5,05, mientras que sus ajustes fueron de 314,16 y de 315,81 dólares por tonelada. Así, el nivel de precios es el más bajo desde el 23 de agosto último.

En cuanto al maíz, las quitas sobre los contratos marzo y mayo fueron de US$3,74 y de 3,44, tras quedar con precios de 145,56 y de 143,99 dólares por toneladas, los más bajos desde el 9 de septiembre pasado.

Para el trigo, la posición mayo en las Bolsas de Chicago y de Kansas cayó US$2,66 y 1,01, al terminar la rueda con un ajuste de 185,74 y de 159,01 dólares, respectivamente, el más bajo desde el 10 de octubre.

Tanto para la oleaginosa como para los cereales, la tónica bajista responde a un combo de fundamentos mayormente exógenos al mercado agrícola, como las monedas, el petróleo y los movimientos de los fondos de inversión especuladores. Hoy no está en duda la necesidad de alimentos de los países usualmente importadores, pero sí, su capacidad financiera para sostener esas compras o para hacerlas en los tiempos en los que el mercado lo necesita.

De igual modo, el derrumbe de los precios del petróleo pone en jaque a la industria de los biocombustibles, al restarle estímulo a la producción de etanol y de biodiésel, que tienen como materias primas al maíz y al aceite de soja. La agencia Reuters informó hoy que los márgenes de la producción de etanol en EE.UU. cayeron al nivel más bajo en 8 años.

Vale recordar que EE.UU. tiene previsto destinar 137,80 millones de toneladas de maíz a la producción de etanol, casi el 40% de la cosecha del cereal en el ciclo 2019/2020, que fue de 347,78 millones de toneladas. El interrogante que pesa ahora sobre el sector es: ¿si la crisis actual se mantiene, la industria podrá sostener semejante demanda de maíz?

Si bien en el caso de la soja el volumen de la cosecha estadounidense destinado a la producción de biodiésel es menos impactante (se calculan unos 3,6 millones de toneladas de aceite), la eventual retracción en la demanda impactó con fuerza sobre los precios del subproducto. En efecto, hoy la posición mayo en Chicago del aceite de soja cayó US$25,36 al cerrar con un ajuste de 581,57 dólares por tonelada. En la semana dicho contrato acumula una merma del 8,2%, desde los US$633,82 vigentes el viernes pasado.

En el nivel local, el valor FOB del poroto de soja en los puertos argentinos bajó de 318 a 322 dólares y el del aceite de soja, de 616 a 595 dólares, mientras que el precio de la harina de soja subió de 334 a 336 dólares.

Por: Dante Rofi
ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.