Por las lluvias, recortan la siembra de soja en 300.000 hectáreas

La Bolsa rosarina había bajado en 100.000 hectáreas su estimación y ayer sumó 200.000 más por el impacto en el norte de Santa Fe y otras regiones; reclaman medidas
La inundación no da tregua en el norte de Santa Fe, como en esta zona de Barros Pazos con lotes bajo el agua
La inundación no da tregua en el norte de Santa Fe, como en esta zona de Barros Pazos con lotes bajo el agua Fuente: LA NACION
La Bolsa rosarina había bajado en 100.000 hectáreas su estimación y ayer sumó 200.000 más por el impacto en el norte de Santa Fe y otras regiones; reclaman medidas
Josefina Pagani
(0)
15 de enero de 2019  • 11:00

Por las intensas lluvias , que frenaron siembras y resiembras de soja en distintas regiones hoy afectadas por los excesos hídricos, en lo que va del año la Bolsa de Comercio de Rosario recortó en 300.000 hectáreas la siembra con el cultivo a nivel nacional (ya había bajado su estimación en 100.000 hectáreas y ayer agregó otras 200.000 hectáreas), para dejarla ahora en un nivel de 17,6 millones de hectáreas.

Además, según la entidad, las lluvias elevaron a 2,2 millones las hectáreas implantadas con soja que están en condiciones de regulares a malas, de las cuales 500.000 se presentan "muy comprometidas por los excesos hídricos".

El descuento de hectareaje corresponde a Santiago del Estero, Chaco, Entre Ríos, el norte y el centro sur de Santa Fe y el centro de Buenos Aires . "Las precipitaciones de enero son inéditas tanto por volumen, cobertura y frecuencia", señaló la Bolsa rosarina. "Sin tregua y con cuatro días por delante que pueden ser muy complicados por nuevas descargas, las lluvias impiden concretar siembras y resiembras, aparte de que arrasaron con lotes implantados en el norte argentino", agregó la entidad.

Destacó, además, que los productores del norte argentino todavía "no salen del asombro" por el impacto de las lluvias. "La situación agrícola está desbordada. En este momento, no puede evaluarse el nivel de daño del área, ni siquiera se puede realizar un recorrido aéreo porque las lluvias no dan tregua", explicó en el documento emitido ayer.

En este contexto, los productores que sufren inundaciones en el norte de Santa Fe se reunieron ayer en Villa Ocampo, General Obligado, para analizar la situación en la zona y plantear una serie de pedidos a los gobiernos provincial y nacional.

Hasta el momento, los departamentos más afectados son los de Vera, 9 de Julio y General Obligado, en el norte de Santa Fe, donde las lluvias acumuladas en enero representan lo que suele registrarse como promedio durante todo un año.

"Los productores plantearon a los funcionarios y legisladores presentes un reclamo por las obras que hace años que no se hacen, un problema que viene desde hace décadas", dijo Marina Masat, integrante de Coninagro en Santa Fe. Afirmó, además, que aún se desconoce el número aproximado de pérdidas, que seguramente "se agravará si la lluvia continúa como está previsto".

"Muchos productores no pueden ir a ver cómo están sus campos porque no pueden acceder a los lotes", afirmó. Además de los productores, de la reunión participaron el secretario provincial de Lechería, Ganadería y Recursos Naturales, Roberto Tión; el subsecretario de Cultivos Industriales, José Luis Braidot, y el intendente de Villa Ocampo, Enrique Paduán. Por el ámbito legislativo asistieron el senador por el departamento de General Obligado, Orfilio Marcón, y la diputada provincial Estela Yacuzzi.

Al término del encuentro, se elaboró un informe técnico de situación de emergencia hídrica que contiene también medidas "sugeridas". Según confirmaron a LA NACION, legisladores provinciales y funcionarios entregarán el documento a representantes del gobierno de Santa Fe.

En el informe se describe que el departamento de General Obligado está "sufriendo una de las peores catástrofes de los últimos 30 años, generando anegamientos en campos de entre un 80% y, en algunos casos, hasta el 100% de los cascos productivos, con el agravante de que las lluvias continuarán en enero y febrero".

Con respecto al sector ganadero, el documento explica que de las 680.000 cabezas que existen en General Obligado, el 40% se encuentran en zonas inundadas (unas 270.000).

"Necesitamos ayuda del Gobierno", señaló Masat, y agregó: "Acá en Santa Fe la mayoría de los productores estamos endeudados. En la reunión se pidieron prórrogas, financiamiento con subsidios y también se solicitaron créditos con tasas bajas. Yo, por mi parte, hice un fuerte pedido de que se exija a la Nación que cumpla con la ley de emergencia agropecuaria en los términos que corresponde".

Hoy se hará una reunión de la Comisión de Emergencia Agropecuaria en el Ministerio de la Producción de Santa Fe.

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.