Preocupa a la FAO la falta de alimentos