Lecheria: en Rosario. Productores con las alas cortadas