Quejas por la modificación del contrato de trabajo rural

La Asociación de Productores de Leche advierte que los cambios recientes atentan contra la naturaleza de las tareas rurales. Dice incluso que genera aumento de costos
(0)
23 de noviembre de 2002  

"La reciente sanción de diversas resoluciones por parte de la Comisión Nacional del Trabajo Agrario (Art. 85 de la ley 22.248) en las que, vía una inexistente facultad reglamentaria, se modifican sustancialmente las condiciones del contrato de trabajo rural, provoca un severo daño a la economía de las empresas y productores agropecuarios, y a la vez se convierte en una traba para el normal funcionamiento de las actividades del campo", señala en un comunicado la Asociación de Productores de Leche (APL). La entidad se queja de que "en forma inconsulta y por vías que no corresponden" se modifique en forma sustancial la totalidad de los contratos laborales agrarios.

"Estas normas, cuya factura parece reconocer la gestión de tecnócratas que persiguen intereses que no son los específicos del campo, desconocen y agreden la organización de la producción agropecuaria, incrementando sus costos y atentando contra la eficiencia relativa con la que se desenvuelve la misma", denuncia APL.

Las decisiones de la Comisión Nacional del Trabajo Agrario, a su entender, exceden sus facultades y transgreden los fundamentos y disposiciones de la ley 22.248 y su decreto reglamentario.

"Por ella se establece una ilegítima e irrazonable limitación a la jornada laboral rural, propiciando un sistema de pago de horas extras que es a todas luces inadecuado para el trabajo agropecuario, y fuente potencial generadora de despidos o informalidad ocupacional", advierten en APL.

La entidad evalúa, además, que el sistema propuesto "no causaría ventajas prácticas a los trabajadores para el remoto supuesto de que sean empleados bajo este régimen, pero como contrapartida podrían asumir el riesgo de perder sus puestos de trabajo por el quiebre económico de la explotación en la que desarrollan sus tareas".

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.