Rechazo del agro al proyecto de suba de una alícuota

La AFIP quiere aumentar un componente en Ganancias
(0)
30 de abril de 2004  

Las entidades del agro criticaron el proyecto de la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) de incrementar la alícuota del anticipo del impuesto a las ganancias del 2 al 7%, en el comercio de granos, sin un mínimo imponible, porque según estudios de la Sociedad Rural Argentina (SRA), representará un aumento de más del 250% respecto del actual índice.

En los últimos días, expresó la SRA en un comunicado, la AFIP "ha insistido con su proyecto" de implementar un régimen especial de retenciones de este impuesto exclusivamente para el comercio de granos. "Esto ha merecido un cerrado rechazo por parte de las entidades de la producción", señaló el comunicado.

En este sentido, el presidente de la entidad, Luciano Miguens, consideró que "estamos en contra de cualquier régimen que nos discrimine y que aumente la actual presión fiscal, que ha llegado a límites intolerables", dijo Miguens, al tiempo que agregó: "No es posible que se siga cayendo en el facilismo de aumentar alícuotas con la excusa de un mejor control y combatir a la evasión, restándose recursos genuinos imprescindibles para asegurar una rentabilidad mínima", dijo. Los integrantes del Instituto de Estudios Económicos de la SRA, Ernesto Ambrosetti y Guillermo MacLoughlin Bréard, realizaron un estudio acerca de los posibles escenarios de aplicarse el proyecto de la AFIP.

Al respecto, señalaron que hoy la presión fiscal en granos supera el 40%, "por lo que de prosperar la medida habría cultivos en los que, prácticamente, la rentabilidad sería nula o, lo que es más grave, negativa", sostienen. En este sentido, Ambrosetti señaló que "debe comprenderse la realidad del país donde no todo es soja, ya que condenaríamos a la casi extinción a los otros cultivos", dijo. Asimismo, Mac Loughlin coincidió y añadió que "con esta eventual medida, es el mismo Gobierno el que empujaría a la marginalidad a numerosos productores agropecuarios", señaló.

También Coninagro se sumó al reclamo junto a la SRA, al considerar en un comunicado conjunto que "el campo ya ha sido discriminado. No es posible que se siga aumentando la presión fiscal de los productores. Cuando un tributo deja de ser justo y equitativo, su lógica consecuencia es la marginalidad", afirmó.

El presidente de la SRA explicó que "más que pensar en aumentos, lo que hay que hacer, de una vez por todas, es reducir la presión fiscal sobre los sectores productivos, de modo tal que vía diferentes estímulos, como podría ser un régimen de amortizaciones se promueva la inversión", dijo. Esta semana las entidades participaron de una reunión con representantes de la AFIP en la cual manifestaron su rechazo.

Más críticas

El Grupo Pampa Sur, una suerte de entidad del campo integrada por muchos legisladores del Partido Justicialista, también criticó a la AFIP. "La aplicación de las retenciones que supuestamente se eliminarían gradualmente, y el anuncio de aumento en Ganancias al sector más dinámico de la economía nacional son situaciones que definitivamente empiezan a superarnos", señaló el Grupo Pampa Sur en un comunicado. Más adelante, consideró que "el campo, bajo ningún concepto, tolerará que se siga metiendo la mano en los bolsillos de los productores".

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.