Reclaman actualización de leyes para vencer el cuatrerismo

En Santa Fe, productores de varios departamentos se quejan por la inseguridad
(0)
30 de noviembre de 2002  

VILLA MINETTI, Santa Fe.- Entre los delitos rurales, el abigeato encabeza las estadísticas en casi todo el país. Predomina el robo de ganado mayor, tanto para consumo individual o venta al menudeo en precarias carnicerías, cuanto a través de organizaciones montadas para la faena y comercialización clandestinas.

En 2001, el 60% de las denuncias recibidas por el Programa Nacional de Seguridad Rural correspondió a criadores de vacunos. Además de las pérdidas económicas y sus obvias consecuencias sociales, la proliferación de estas actividades ilegales implican altos riesgos en materia sanitaria para la población.

Un amplio sector del norte de Santa Fe y el sur del Chaco, que involucra 1, 6 millón de ha y 900.000 cabezas, padece las consecuencias de este azote, agravado por la carencia de una legislación adecuada y la escasez de recursos de las fuerzas de seguridad, particularmente la guardia rural Los Pumas. Aun en evidente desventaja, productores, jueces y policías estrechan filas para enfrentar a los cuatreros.

En los departamentos de 9 de Julio y San Bernardo, la sustracción de hacienda ha sido una constante en los últimos años. "Uno de los hechos más impactantes fue la desaparición de 340 animales, en El Nochero, en las inmediaciones de Santa Margarita y una cantidad equivalente en el sur chaqueño", señala el director de Seguridad Rural de Santa Fe, comisario inspector Sergio Bargetto. "Se desbarató una banda -revela el funcionario- cuyos integrantes eran de Chaco, Santiago del Estero y Santa Fe. También hubo personal policial complicado en la zona chaqueña. Intervino el juzgado de Tostado, a cargo del doctor Eladio García. Este juez de instrucción desarrolló una tarea excelente. Pero ya no está a cargo de la causa. Existen 11 imputados. Lamentablemente, las leyes resultan insuficientes y los medios también. En el norte santafecino, revistan 220 efectivos y sólo 500 en todo el ámbito provincial."

Rodolfo Rodríguez Calle, vicepresidente de la Sociedad Rural de Villa Minetti admite que recibió amenazas por "buscar la verdad" y "efectuar las correspondientes denuncias". A su vez, Julia Pesaresi, presidenta de la comuna local, reclama la actualización del régimen legal. "Las normas vigentes resultan caducas; se remontan al siglo XIX", apunta.

En el departamento San Bernardo, netamente ganadero, "el cuatrerismo es un flagelo gravísimo, al que se suma el drama de las inundaciones, la falta de caminos y vehículos, combustible y medios esenciales para la prevención del delito", sintetiza Aldo Iñíguez, titular de la Comuna.

El productor no vacila en evocar una serie de episodios "que vincularían la desaparición de las vacas con la acción de algunos malhechores que gozarían de impunidad en territorio santiagueño, hacia donde se derivarían las haciendas apropiadas de modo ilegítimo". Bargetto y Rodríguez Calle abogan porque los legisladores santafecinos encaren "con decisión el debate y aprobación de alguno de los proyectos de ley elaborados por Carlos Reutemann y Guillermo Alchouron, a fin de cubrir el vacío legal".

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.