Rompieron otros silobolsas y crece la alarma en el campo

Atacaron, cerca de Henderson, bolsones con 1400 toneladas de soja y trigo; en 2014 hubo más de 30 hechos similares
Fernando Bertello
(0)
23 de febrero de 2015  

Siete silobolsas fueron destruidos en un campo ubicado a 18 kilómetros de Henderson, en el centro oeste de la provincia de Buenos Aires.

El hecho ocurrió la semana pasada en un establecimiento del productor agropecuario Rodolfo "Rody" Paolucci.

Paolucci había hecho la venta de cereal equivalente a 12 camiones y, cuando el jueves pasado fue hasta el campo para hacer la carga para el traslado, se encontró con los silobolsas abiertos. Cree que la destrucción habría ocurrido durante el último fin de semana largo.

De los siete silobolsas, cinco contenían soja y dos, trigo. Se trata de mercadería por unas 1400 toneladas con un valor de mercado de aproximadamente dos millones de pesos.

El ataque se suma a otros delitos en distintos puntos del país durante los últimos seis meses. En la provincia de Córdoba, por ejemplo, se estima que los productores terminaron 2014 con más de una treintena de bolsones cortados con elementos punzantes, la modalidad más común para romperlos. Sólo en la localidad de Oliva hubo 21 bolsones rotos, y allí el gobierno provincial destinó una patrulla rural para los campos. Cerca de Laboulaye, en el sur cordobés, en enero quemaron no sólo un silobolsa sino también una casa, un galpón y tractores. En la provincia de Buenos Aires se registraron roturas de silobolsas en Cañuelas, y en La Pampa, en General Pico.

"Los silos estaban a 1000 metros de la ruta 86. Mi ingeniera había estado recorriendo la semana anterior y estaba todo en condiciones. El jueves pasado, cuando fui a cargar porque había hecho una venta de 12 camiones, me encontré con un desastre. Me agarró una tristeza bárbara", contó Paolucci en conversación con LA NACION.

Según el productor, los atacantes entraron caminando hasta el lugar donde estaban los bolsones, ya que la tranquera no tenía signos de haber sido forzada. Los bolsones podían verse desde la misma ruta 86.

Paolucci, que hizo la denuncia policial, sostiene que esto es culpa de la inseguridad que también afecta al sector. "Todo el mundo dice que son los de La Cámpora los que hacen esto, pero yo no sé a quién echarle la culpa. Yo a este gobierno no lo quiero, pero no significa que le eche la culpa. Los hechos de inseguridad están a la orden del día. En Carlos Casares -a 110 kilómetros de Henderson- se robaron dos camiones con soja la semana pasada", ilustró el productor.

En los últimos meses, por los hechos que hubo en diversos puntos del país, las entidades rurales pusieron la lupa sobre las críticas del Gobierno a los productores que retienen soja, alertando que eso podría impulsar los ataques. En Oliva, por ejemplo, llegaron a aparecer pintadas con el mensaje "Haga Patria, corte un silobolsa". En tanto, la semana pasada el frente de la Sociedad Rural de Baradero apareció con la siguiente pintada: " Si la tocan a Cristina, que Kilombo se va a armar" firmado: JP Evita.

Paolucci tenía los granos almacenados para venderlos con el fin de hacer frente a gastos de campaña. Es muy habitual que los productores retengan para enfrentar inversiones a lo largo del año.

"Pudimos recolectar el 95 por ciento del cereal [que había quedado desparramado en el suelo]. Si llegaba a llover me perdía dos millones de pesos", dijo el productor.

"Uno va consumiendo insumos y eso era la reserva para ir enfrentando las campañas. Hoy, con las retenciones y los precios bajos, se trabaja prácticamente a pérdida", agregó Paolucci, que además de productor es corredor de karting. Fue campeón argentino de Supercar y, entre otras competencias, corrió en 1977 las 24 horas de Daytona, Estados Unidos, donde fue el piloto argentino de mejor desempeño.

Según estimaciones privadas, en el campo los productores aún tienen nueve millones de toneladas de soja sin vender de la cosecha pasada. Son unos US$ 2000 millones. Con esa plata ahora deben afrontar gastos en fungicidas para la soja que está sembrada en los campos. Además, en mayo tienen que encarar la siembra de trigo que, si repite los 4,2 millones de hectáreas del ciclo pasado, demandarán no menos de US$ 1000 millones en gastos de siembra.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.